Sep, 2021.- Aunque han transcurrido dos meses de la entrada en vigor de la Ley de Bienestar Animal, muy poco conocen los ciudadanos de su alcance y normativas, tal vez porque algunos consideran que solo es un tema para los amantes de la fauna, cuando en realidad se trata de un asunto que nos implica a todos.

Recientemente leí que en Artemisa fueron multados tres individuos por agredir a un gato hasta provocar su muerte y postear en las redes sociales el video del acto inhumano.

Ello es ejemplo de que la ley va por buen camino, pero aún se necesita educar a la población en torno a sus derechos y responsabilidades con respecto a los animales, así como lograr capacitar a quienes deben cumplir lo establecido, pues no son pocas las reclamaciones a nivel nacional de que los números telefónicos socializados para emitir denuncias de este tipo no funcionan.

Este municipio no escapa a tal realidad de desinformación y maltrato, y mientras unos se empeñan en cuidar a esos amiguitos que tanta felicidad regalan, otros atacan con toda su ira contra ellos sin una causa verdaderamente razonable.

Esa es la historia detrás de una perrita, Kira Amarilla, que llegó en agosto al refugio del grupo Nuevitas Animalista con serias lesiones físicas tras ser agredida por su dueño en un intento por separarla de otro perro.

La pierna lastimada del can no fue nada comparado con lo que el agresor le hizo al otro animal, golpeado a tubazos casi hasta su muerte, y fue preciso sacrificarlo para que no sufriera más.

Hola a todos Actualización de Kira Amarilla A solo 24 horas de operada ya nuestra amiga está de muy buen ánimo,...

Publicado por nuevitas_animalista en Viernes, 20 de agosto de 2021

La denuncia se hizo, aunque existen muchas lagunas con respecto al alcance de la Ley de Bienestar Animal.

En tanto la legislación se cumple, los nueviteros deben conocer los alcances de esta normativa, por ejemplo, a quienes depositen cuerpos o restos de animales en espacios públicos, o permitan que defequen en la vía sin efectuar posteriormente la recogida de sus desechos sólidos se les puede aplicar una multa de 500 pesos.

Por su parte, el monto asciende a mil cuando se utiliza animales en deportes o por comercializar con ellos.

Además, deben pagar mil 500 pesos aquellos ciudadanos que sometan a maltratos o provoquen la muerte de un animal.

Se trata de situaciones que abundan en la cotidianidad y que muchos practican sin siquiera conocer que están cometiendo un delito.

Y por si algunos consideran que es poco severo el marco sancionador, lo cierto es que resulta un paso de avance para la sociedad, acostumbrada al maltrato animal sin consecuencias.

Queda ahora a los amantes de perros, gatos, peces, aves, en fin, de esos seres que nos alegran la vida doméstica, ser voceros de la Ley de Bienestar Animal, velar por que se cumplan sus alcances y continuar amando incondicionalmente a los animales.