El derecho de los incapacitados a transitar en Nuevitas.Jun, 2019.- Nuevitas es una ciudad de lomas, y si a muchos lugareños les pesa el andar por algunas calles de esta urbe costera, ¿ha pensado en cuánto esfuerzo debe significar para las personas con discapacidad? Si a ello sumamos la existencia de incontables barreras arquitectónicas, entonces sin dudas, coincidirá en que se trata de un tema para reflexionar.

Las barreras arquitectónicas son obstáculos en la vía pública, como planos inclinados, escaleras y desniveles en el terreno que existen en las diferentes construcciones. Ellas dificultan el desplazamiento con facilidad de las personas que tienen discapacidad parcial o total.

Precisamente, la necesidad de eliminarlas fue un tema tratado en el recientemente concluido VI Congreso de la Asociación Cubana de Limitados Físico-Motores, en el que Nuevitas estuvo representada, como un requisito indispensable para garantizar la participación efectiva en la sociedad de quienes integran esa organización.

Pero pese a la política cubana por solucionar el problema, lo cierto es que aún persiste, y es que esos obstáculos entorpecen su acceso a centros asistenciales y de servicios, los cuales carecen de entradas fáciles para implementos como sillas de rueda.

Ejemplo de ello podemos citar los bancos monetarios de la localidad, las tiendas recaudadoras de divisas, farmacias y las instituciones encargadas de los distintos trámites jurídicos.

Queda entonces a las autoridades del municipio proyectar acciones en cuanto al tema para ofrecer una solución viable. Además, las asociaciones que acogen a estos lugareños no pueden cansarse de exigir la eliminación de las barreras arquitectónicas, pues la accesibilidad a los diversos servicios y espacios públicos es también uno de sus derechos.

Un análisis aparte lo requieren las indisciplinas urbanísticas, y es que estas sí pueden prevenirse, pues son ellas las causantes de su aparición sin justificación alguna. De la noche a la mañana surgen en las aceras escaleras para facilitar el acceso a una vivienda o desniveles para permitir el paso de carros y motores hacia los garajes. ¿Acaso no se percatan sus autores de que lo que a ellos les beneficia constituye una afectación para otros?

Es hora ya de que los nueviteros tomemos conciencia de tales actos, seamos más comprensivos con la sociedad, sobre todo, respetemos el derecho de las personas con discapacidad a transitar por las calles sin temor de caerse ante un obstáculo imprevisto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar