Jun, 2021.- Hay gestos que salen del alma en genuina muestra de agradecimiento y respeto. Hay crisis que ponen a prueba la humanidad y la virtud. La epidemia provocada por la COVID-19 no ha sido la excepción.

El reconocimiento tiene las más diversas formas de manifestarse, el apoyo solidario, una canción, unos versos. Fue así que, de mano en mano, llegó hasta Radio Nuevitas la gratitud hacia el personal de Salud Pública de la camalotera Rafaela Hernández Olano, entre los pliegues de una pequeña hoja azul.

Cuba salva de la muerte / Porque es libre y soberana / Con la vacuna cubana / Que grita de Patria o Muerte.

Al gusano que intente / Atacar nuestro país / Le saldrán Fidel y Martí / Gritando de Patria o Muerte.

Cuba le salva la vida / Al bravo pueblo cubano, / Brindando siempre su mano / A todos los continentes.

Es tenaz, fuerte y valiente, / Resistiendo ante el bloqueo. / A un pueblo pequeño veo / Salvando a los inocentes.

Fidel estará presente / En este pueblo cubano, / En los momentos difíciles / Siempre nos dará la mano.

Por eso es que gritamos / ¡Viva Cuba soberana!/ Es la bandera cubana / La que todos abrazamos.

La Medicina cubana salva vidas, pero muestras de cariño y admiración como estas protegen el alma en tiempos de crisis y animan a los valientes que están en la primera línea de combate contra el nuevo coronavirus a seguir adelante en busca de la victoria.

Los versos de la camalotera Rafaela Hernández Olano encierran el agradecimiento del pueblo nuevitero hacia los trabajadores de Salud Pública, héroes y heroínas que día a día exponen sus vidas para salvar las de los demás.