Mar, 2021.- “Chávez corazón del pueblo”, así lo recuerdan los venezolanos, quienes junto a toda América y el mundo sufrieron la irreparable pérdida de su estrella; un guía, un hombre que con una sola convicción, “liberar a la tierra de Bolívar de la opresión”, legó sus visionarias ideas y constituyó la forja de una patria libre e igualitaria para su pueblo.

Hace ocho años que ya no está, pero su impronta transita los parajes de la historia como el excepcional estratega militar que supo darle a Venezuela un nuevo despertar.

Por tal motivo los habitantes del municipio de Nuevitas se suman al infinito dolor de los hermanos venezolanos.

Murió un hombre de todos los países que ayudaba a los necesitados, él era de pueblo, porque Chávez en Venezuela hizo una Revolución igual que la construyeron Fidel Castro, Raúl Castro y Juan Almeida.

Fue una pérdida irremediable no solo para ese hermano pueblo sino también para el mundo, su patria lo recuerda eternamente así pasen los siglos. Los niños tienen presente la impronta de ese gran hombre. Él siempre pensó en el bienestar de su tierra natal.

Se trata de un líder latinoamericano de conciencia muy amplia, y él, al igual que Simón Bolívar y los otros próceres de la historia venezolana, lucharon por la sostenibilidad de un mundo mejor. Es un ejemplo para las nuevas generaciones, ya lo dijo Chávez en varias ocasiones “Fidel es mi padre”, por eso es un deber seguir sus ideales.

La noticia sacudió cada centímetro de esta localidad aquel 5 de marzo de 2013, decía adiós a la vida mientras su luz bolivariana anclaba en cada rincón de su Venezuela querida. Porque la muerte, así pensamos los cubanos, nueviteros todos, puede desaparecer la materia pero la vivencia de quien se arraigó a la verdad y a la revolución queda imperecedero. Ese es el Chávez de hoy, de siempre, Comandante de todos, su boina roja y su estirpe de patriota se multiplica cada día.

Cuba llevará su nombre como bandera por que la muerte no nubla lo hecho, ni borra camino, una vez más las voces se alzan para decir: ¡Hasta Siempre Comandante!

Quién dice que se ha ido, está junto a su pueblo Venezolano, en todas las transformaciones suscitadas en el ámbito político, económico y social, por ello lo recordamos como una de las figuras más trascendentales de América Latina.