Ene, 2021.- Escrito como si fuera un papel en blanco, así puede encontrase un asiento en cualquier transporte público. Rostros esquivados, para hacerse los de la vista gorda frente a un abuelo con bastón en mano que necesita no estar de pie.

No se tratan de situaciones de otro planeta, son comunes y ocurren, lastimosamente, no como excepción de la regla.

Desde el pasado 1ro de enero con la implementación de la Tarea Ordenamiento nuevos precios se aplican en este municipio al nordeste de Camagüey a la transportación de pasajeros, medida que no justifica las indisciplinas sociales.

#Confirmado🧐: Modificaciones aprobadas para los precios de la transportación de pasajeros, como parte del ordenamiento...

Publicado por Radio Nuevitas en Domingo, 10 de enero de 2021

En ese sentido los costos aumentaron entre dos y cinco veces, aproximadamente, en todos los servicios donde existe diferencia entre un camión, un tren y un ómnibus en iguales recorridos teniendo en cuenta la comodidad y calidad de la prestación.

Por ejemplo, desde esta ribera hasta la ciudad de Camagüey la variación consiste en precios actuales de 25 pesos cubanos el camión, siete el tren y 16 el ómnibus, recorrido que se mantiene en receso como parte de las medidas de prevención frente a la Covid-19 orientadas desde el Consejo de Defensa Provincial.

No obstante, a pesar que debemos pagar mayor cuantía con respecto a los periodos anteriores, no excusa los malos comportamientos contra el transporte público porque devienen muestras negativas del comportamiento ciudadano en el cuidado de un medio de uso común, que perjudica tanto a choferes como a viajeros.

Rayar las paredes de las guaguas, y esquivar el pago del precio del pasaje también son conductas que requieren de una mayor atención en aras de reducir sus efectos negativos, lo que implica el enfrentamiento de estas rechazables acciones de personas inescrupulosas que no solo corresponde a los conductores sino también a los pasajeros.

Además, es preciso se valore la prioridad a embarazadas y personas con discapacidad para los asientos, actitud que muchas veces se ve nula por diferentes sectores de la sociedad, aunque generalmente señalan a los jóvenes en ese sentido.

Otros incidentes lamentables radican en arrojar piedras a los ómnibus y transitar por las vías utilizando la parte trasera de las guaguas o los trencitos que son los que más recorren las arterias de Nuevitas, lo cual puede provocar, además, fatales accidentes.

Proteger el transporte es una necesidad imperiosa para aquellos que cada día abordan ese medio destinado al servicio público.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar