Oct, 2020.- La Revolución es una sola, comenzó el 10 de octubre de 1868, y triunfó 91 años después, el 1ro de enero de 1959, se consolidó y avanza victoriosa sin que nada ni nadie pueda detenerla.

Carlos Manuel de Céspedes fue el iniciador de la guerra emancipadora en Cuba hace 152 años, en su finca La Demajagua.

Al Padre de la Patria no le interesó más que ver a su país independiente del colonialismo español, llamó a sus esclavos hombres libres y los invitó a luchar en la manigua.

Pronunció ese mismo día el Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la isla de Cuba, más conocido como el Manifiesto del Diez de Octubre, donde se recogían las principales causas económicas, políticas y sociales, así como los objetivos por los que el ala más radical de los orientales se levantaba en armas por la liberación del dominio hispano.

El documento que proclamó la decisión inquebrantable de los cubanos de morir antes que renunciar a ser independientes, se convirtió en programa de la Revolución del '68 (1868).

En esta fecha se pronunció el grito de ¡Viva Cuba Libre!, se enarboló la bandera y se juró fidelidad a la misma.

La gesta revolucionaria iniciada en la mañana gloriosa del 10 de octubre de 1868, a pesar de no alcanzar sus objetivos de independencia y abolición de la esclavitud, influyó en la consolidación del sentimiento nacional de los cubanos.