May, 2020.- El coronavirus COVID-19 afecta grandemente a la economía del país, pero el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos a la mayor de las Antillas, hace más de 60 años, representa el mayor desafío no solo para el sector cañero-azucarero sino para la sociedad cubana.

Han transcurrido más de dos meses, cuando a principios de marzo, se diagnosticaron los primeros pacientes de la Covid-19 en la Isla e inmediatamente las autoridades gubernamentales convocaron al distanciamiento social.

Se adoptaron las medidas imprescindibles en una situación excepcional ante una pandemia que afecta actualmente a más del 98 por ciento de las naciones del mundo.

Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX) adelantó en comparecencia en la televisión que «la economía cubana, como el resto del mundo, verá los efectos negativos de la pandemia».

A los perjuicios de la Covid-19 se suma el recrudecimiento por la actual administración de Estados Unidos del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que constituye el principal deterioro monetario.

Rodrigo Malmierca razonó: «Hay alimentos que necesitamos, que han tenido un aumento de precio significativo en el mercado internacional. Cada país busca proteger a su pueblo del desabastecimiento».

El Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera dijo que «Cuba no renuncia a su derecho de desarrollarse económica y socialmente. Seguiremos trabajando, sin cruzarnos de brazos, a pesar de las dificultades».

Malmierca aseguró: «No estamos a las puertas de un nuevo período especial (crisis económica). Nuestra economía está más preparada de lo que estuvo en los años 90».

Enfatizó en los éxitos de la Isla  en la industria biofarmacéutica con la exportación del Interferón Alfa-2b Humano Recombinante, de probada efectividad para el tratamiento de pacientes con la Covid-19, y que miles de profesionales cubanos de la Salud  brindan asistencia médica en más de 20 países. «Esa filosofía solidaria nuestra se enfrenta al neoliberalismo despiadado», manifestó Malmierca.

«En los primeros meses de este año se han aprobado nuevos proyectos por más de 600 millones de dólares de capital comprometido, y se están negociando otros, por un valor de más de 1 000 millones de dólares», aseveró.

Rodrigo Malmierca, sentenció: «Vivimos momentos difíciles, en que se une una pandemia sin precedentes al arcaico bloqueo de Estados Unidos, que se recrudece cada día, a pesar de las complejas circunstancias. En ese contexto, Cuba enfrenta con seriedad los efectos negativos de esos dos males».

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar