Nuevitas, 19 sep.- La mañana dominical tuvo un matiz diferente, según lo planificado, disímiles familiares y niños de edades comprendidas entre dos y 10 años de edad, de este municipio al nordeste de Camagüey, acudieron al sitio vacunal correspondiente para recibir los beneficios de Soberana 02.

Ibrahín Adán Larrosa, responsable de Vacunación y las tareas de enfrentamiento la COVID-19 en la localidad, enfatizó en la necesidad de que las familias mantengan el vínculo con las escuelas, así como estar informados a través de los medios de difusión masiva locales para conocer el cronograma de la inoculación a infantes, planificada de forma escalonada.

La fiesta infantil que tiene como sede 12 centros -distribuidos en sus siete consejos populares-, constituye un aliento, no obstante, el territorio mantiene un escenario desfavorable por la propagación del SARS-CoV-2, que se evidencia en las estadísticas publicadas por el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP), donde en las últimas 48 horas, se informaron 117 positivos a la enfermedad.

De enero hasta la fecha Nuevitas reporta 1890 infectados por el nuevo coronavirus, especificó Adán Larrosa.

Con los 615 positivos diagnosticados en los últimos 15 días, la tasa de incidencia es de 999.59 por cada 100 mil habitantes.

Por áreas de salud el indicador reporta 996.76 con 455 en el Francisco Peña, de la cabecera municipal; en tanto el Décimo Aniversario, de Camalote, tiene 1007.75 con 160.

De los autóctonos activos pertenecen 127 a Camalote, 33 a San Miguel, 13 a Santa Lucía, y en Nuevitas ciudad, 156 son de Zona Industrial, 128 de Los Micros, 85 son del Centro Histórico, y 73 de Número Uno-Tarafa-Pastelill­o.

En ese sentido, de acuerdo a su población, la mayor incidencia radica en Zona Industrial, Los Micros, y Camalote, en ese orden, aun cuando el escenario se mantiene complejo en toda la demarcación.

Mantener el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias­, el uso del nasobuco y el distanciamiento físico es imprescindible para que una vez inmunizada la población disminuyan los números de pacientes en estado grave, crítico o fallecido, y de igual modo, controlar la pandemia para respirar salud y bienestar.