Nuevitas, 13 may.- Las instituciones educacionales de la ciudad de Nuevitas se suman a la lucha contra la COVID-19 y ya son dos los planteles que se desempeñan como centros de aislamiento para contactos de casos positivos, la Escuela Especial Tania la Guerrillera y el Instituto Politécnico Mario Herrero Toscano.

Según el doctor Ibrahín Adán Larrosa, responsable de las tareas de enfrentamiento al SARS-CoV-2 en la Dirección de Salud Pública, estos locales atienden a personas de todas partes de la geografía camagüeyana, a quienes se les garantiza la atención médica y la adecuada alimentación.

Trabajadores de dichas escuelas, así como voluntarios de las diferentes organizaciones de masas en este territorio, dan el paso al frente y asumen la atención en zona roja de ese personal de riesgo.

De acuerdo con los protocolos sanitarios establecidos en la provincia para hacer frente a la enfermedad, los pacientes deben permanecer en aislamiento hasta recibir los resultados del segundo PCR practicado al quinto día de su último contacto con el caso positivo, que demoran entre 24 y 72 horas, según refirió Lídice Rodríguez Serrú, directora del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología.

Además de la Escuela Especial Tania la Guerrillera y el Instituto Politécnico Mario Herrero Toscano, en Nuevitas han ejercido como centros de aislamiento el Campismo Popular Punta de Ganado, el Campamento de Pioneros Siboney y la Villa Santa María en la playa Santa Lucía, al igual que la Casa del Educador en esta ciudad costera.