Abr, 2021.- Los ecos del 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba aún resuenan en el espíritu del pueblo comprometido con hacer Revolución.

La repercusión de la cita evidencia que se trata de un hecho histórico de singular trascendencia, refiere Lina Vázquez Anderson, destacada militante nuevitera y delegada al 1er Congreso: “Es un referente de lo que ha sido la dirección histórica de nuestro país no solo para la Isla sino para el mundo.

La cita se realizó en un momento necesario para la supervivencia de la humanidad, el cual define las líneas a seguir por la juventud en los momentos actuales para seguir avanzando por los senderos correctos y que Cuba mantenga su obra trascendente en el panorama vigente manteniendo su sistema socialista que ha sido capaz de defender contra viento y marea”.

Este fue sin dudas un Congreso de unidad y continuidad, declara el historiador Ricardo Ferrer Aluija: “El 8vo Congreso del PCC marcó un momento importante en la síntesis de la nación cubana, en el que se resume todo el devenir histórico de la Patria, donde todos aquellos que pelearon por nuestra independencia con Carlos Manuel de Céspedes al frente acudieran a la cita con generaciones actuales.

Lo más significativo del hecho es que las nuevas generaciones van traspasando las ideas y la continuidad.

Nosotros recibimos de manos jóvenes una dirección política que tiene el acervo de lo mejor del pensamiento revolucionario cubano acumulado que resume la síntesis de los ideales de José Martí, Karl Marx, Federico Engels, Vladimir Lenin, Fidel Castro, así como lo mejor del patrimonio del ideario cubano y universal que los antecedió.

Corresponde ahora a quienes somos también protagonistas de este momento histórico continuar la obra que nos entregaron nuestros abuelos y padres, y deberemos entregar con toda lozanía y nuevos bríos a las futuras generaciones”.

Cuba, un país construido por jóvenes, Yeline Manresa Cedre, miembro del secretariado de la Unión de Jóvenes Comunistas en la localidad, expresó: “Apoyo incondicionalmente lo que representan en mi actuar diario las palabras de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel, segura de que apoyaremos al Gobierno y al PCC en lo que haga falta”.

En tanto Yaislén Hernández Simón, comunicadora de la Dirección Municipal de Educación, dijo: “Los educadores nueviteros confiamos en las decisiones sabias del Presidente cubano y haremos cuanto esté a nuestro alcance para mantener la continuidad histórica de la Revolución como única vía de adaptarnos a las nuevas situaciones en aras de encontrar vías y soluciones con la convicción de que el socialismo es el camino para la justicia social y la equidad”.

Asimismo, la joven nuevitera Sheila Barros Fals, periodista y editora en la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, pronunció su sentir: “Para contribuir como madre y periodista a las exigencias actuales de los momentos que estamos viviendo, sin pensar en que es una tarea fácil, debemos proponernos que las nuevas generaciones adquieran los valores, conozcan los códigos éticos y las razones que nos han permitido mantener una historia de lucha.

Creo que debemos inculcar principalmente en los niños, que como dijera Mariana Grajales en su época comienzan a empinarse ahora, el conocimiento de la historia que ni siquiera nosotros vivimos pero que hemos aprendido, y hacerles comparaciones para que desde su experiencia y visión de la vida adquieran una conclusión exacta de lo que puede ser un mejor futuro en una nación en la que no hay violencia y los valores y condiciones humanas están solventadas”.

Materializar los acuerdos del 8vo Congreso del PCC y aplicar a conciencia lo debatido en sus sesiones es ahora el principal reto de la militancia cubana para ser consecuentes con esa continuidad.