Abr, 2021.- Su hablar pausado es una característica personal. En sus ojos, a pesar de que el nasobuco cubre parte importante del rostro dada las actuales condiciones higiénico-sanitarias­, se aprecia el compromiso con el país que lo vio nacer, todavía más en días donde los valores patrios desbordan miles de corazones y mentes con la celebración del 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba.

"El Partido es el alma de la Revolución”, refirió el combatiente nuevitero Ilidio Eloy Mendieta López, en reafirmación a las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Así lo considera Ilidio, quien acota: "desde su fundación ha sido el guía de nuestros triunfos a pesar del férreo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos por casi 60 años".

De acuerdo con Mendieta López existen cuatro razones fundamentales para apoyar la magna cita partidista en la mayor de las Antillas: la primera, que hace seis décadas se declaró por Fidel el carácter socialista de la Revolución Cubana, y la segunda, que inició con un nuevo aniversario de la invasión a Playa Girón.

Para él la tercera, es que el día de conclusión, es la fecha en que 60 años atrás se derrotó a la brigada mercenaria en el extremo oriental de la bahía de Cochinos, actual provincia de Matanzas.

En tanto, la cuarta consiste en que los fundadores históricos de la Revolución entregarán a los pinos nuevos la dirección que prevalecerá en lo adelante, "en quienes confiamos plenamente", acotó.

Acerca de su aporte a las luchas por la soberanía de Cuba comenta que se incorporó a la clandestinidad en junio de 1957 y posteriormente al Ejército Rebelde, en la Sierra Maestra, donde participó en sus acciones combativas, y luego como parte de la columna 13 Ignacio Agramonte fundaron el Frente Camagüey.

Tras el triunfo de la Revolución cubana en enero de 1959 estuvo en diferentes unidades del territorio agramontino; un periodo ubicado en Santa Lucía y posteriormente en Esmeralda. Asimismo, se incorporó como segundo jefe a la persecución de los prófugos de la justicia en la Sierra de Cubitas.

Para el 8 de septiembre de 1960, al declararse la lucha contra bandidos, participó desde la región montañosa del Escambray, en el centro de Cuba, hasta que finalizó.

Tras esa experiencia en la provincia de Matanzas recibió el Curso básico para oficiales y lo enviaron para el municipio de Santa Cruz del Sur como jefe de brigada y, además, dirigió una unidad en el poblado de Lugareño.

Una vez finalizada esta tarea participó en la preparación de tropas que viajarían a la República Popular de Angola, misión internacionalista en la que se desempeñó durante 30 meses como jefe de un batallón de tanques.

A su regreso, el 1ro de enero de 1981, se mantuvo ubicado en diferentes unidades militares hasta su jubilación.

Otras labores que ejerció Mendieta López fueron la de inspector oficial en la Pesca y trabajador agrícola.

¿Cómo es su vida actualmente después de tantas responsabilidades?

“Estoy activo ante cualquier tarea que sea necesaria para seguir defendiendo las conquistas que hemos alcanzado”, aclaró.

Ilidio Eloy Mendieta López es miembro del ejecutivo de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en Nuevitas y presidente de la Asociación número 56 José Figueredo Maure que agrupa a 40 miembros.

Confiesa que todas las etapas anteriores resultaron muy importantes en su vida “porque era la única forma directa de defender la Revolución y el socialismo", compromiso que mantendrá hasta el final de sus días.