Abr, 2021.- No fue porque este 7 de abril se celebrara el Día Mundial de la Salud, u otra fecha dedicada a alguna patología médica, sino porque la COVID-19 lo impone hace más de un año.

Los estudiantes de la filial de Ciencias Médicas en Nuevitas visitan diariamente los hogares para conocer si sus moradores poseen algún síntoma relacionado con la enfermedad y de ser así proceder rápidamente para aplicar los protocolos establecidos en estos casos.

Anyelis Laborde Casquero y Raimer Hernández Martell son estudiantes del primer año de Tecnologías de la Salud, ella en la especialidad de Estadística, y él de Traumatología, conocimientos que les permitirán a ambos ser profesionales habilitados de la Salud Pública cubana.

A veces el toque en mi puerta es poco perceptible porque lo hacen con mucho cuidado para no molestar, saben que hay varias personas enfermas en el reparto donde actúan como voluntarios en la pesquisa para combatir al SARS-CoV-2.

Cuando abro me esperan dos sonrisas jóvenes, muchachos con adecuada presencia física e identificación porque llevan sus batas blancas, y entre el conocer cómo se siente cada morador y el trato afable logran saber hasta el último detalle en cuanto a salud se refiere.

Así es de puerta en puerta, no importa las veces que deban subir escaleras en edificios multifamiliares de cuatro pisos, y mire que el área encierra a más de 30, siempre se les ve atentos y dispuestos a interactuar con los vecinos al mantener un diálogo breve pero estimulante, esperanzador y satisfacer cualquier duda o curiosidad al respeto.

Estos jóvenes integran esa cantera que en pocos años llevará la rienda de la Salud Pública en la Isla y desde ahora ponen en práctica el humanismo y la solidaridad que acompaña a esa sapiencia para curar el alma y el cuerpo de cada nuevitero, cubano u otra persona en algún rincón del planeta.

Para ellos y todos los que actúan a lo largo y ancho de este caimán verde el respeto y las gracias por asistirnos, por lo que en reciprocidad debemos cuidarlos, aumentar la percepción de riesgo y cumplir las medidas sanitarias orientadas para decirle adiós a la pandemia.