Nuevitas, 21 feb.- El cierre temporal del Instituto Preuniversitario Urbano Aralio Hernández, de este municipio al nordeste de Camagüey, a partir de mañana 22 fue anunciado en la radio local por la subdirectora del sector educacional en Nuevitas, Mislaidis Arias Ríos.

"Aunque no hay evento abierto en el plantel, solo su directora y dos estudiantes confirmadas anteriormente, contactos de casos positivos (familiares), se decidió el receso del proceso docente educativo hasta nuevo aviso", especificó Arias Ríos.

Esta medida trae consigo el retraso de las evaluaciones y demanda de los alumnos para que visualicen las teleclases transmitidas durante la semana por el canal Educativo 2, a las 11:30 a.m. para duodécimo grado; 1:30 p.m. para décimo; y a las 2:00 p.m. para onceno, las cuales tienen una duración de 30 minutos.

En días anteriores el director del ramo, Osdeine Hernández Navarro, aclaró que al confirmarse un educando como contacto de un caso positivo se aísla y posteriormente a los integrantes del grupo para su observación en sus casas por parte del personal de la Salud Pública y llegado el momento realizarles el PCR.

#AclarandoDudas❗️❗️❗️/“En estos momentos se cuenta con cuatro alumnos con la #COVID19😷, de ellos, una del Instituto...

Publicado por Radio Nuevitas en Jueves, 18 de febrero de 2021

Asimismo, llamó a la información oportuna en caso de alguna violación en algún centro educacional para realizar los análisis correspondientes, a través del Puesto de Mando mediante el número 32 412526.

Los planteles docentes cuentan con los protocolos de exigencia establecidos para evitar la propagación del nuevo coronavirus, dígase el uso correcto del nasobuco y su cambio cada dos o tres horas, la pesquisa diaria al entrar a cada centro, el lavado frecuente de las manos, el distanciamiento físico y la limpieza de las superficies con desinfectantes.

Dada la situación que presenta Nuevitas, la provincia de Camagüey y el país es necesario el acatamiento de las medidas higiénicas epidemiológicas para contrarrestar la COVID-19 pero, sobre todo, la percepción de riesgo y la disciplina por parte de la población.