Feb, 2021.- Aunque el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba hace casi seis décadas dificulta la compra de reactivos y equipos, el Programa de Donaciones de Sangre en Nuevitas se afianza como un logro del sistema de salud en el país.

Así lo reconoció la doctora Bárbara Hernández, al frente del programa en el municipio, quien también aclaró el impacto de la política norteamericana en la disponibilidad de kits para la donación de plasma, que muchas veces deben ser adquiridos en terceros países.

No obstante, el territorio cuenta con el recurso humano preparado para el procesamiento de ese líquido el mismo día de la recolección, e incluso disponen de dos unidades móviles para la práctica de ese gesto humanitario en las periferias de esta ciudad costera.

Durante el 2020 se sobrecumplió el plan de donaciones anual, tarea en la que destacaron entidades como el Combinado Lácteo, el puerto Tarafa, la central termoeléctrica 10 de Octubre, la fábrica de cemento 26 de Julio, la salina El Real, el Frigorífico, la Empresa Constructora de Obras Industriales 8 y la Unidad Empresarial de Base de la Pesca, que históricamente contribuyen con ese gesto humanista.

Nuevitas destaca dentro del Programa de Donaciones de Sangre a nivel provincial en Camagüey por el fuerte movimiento de centros promotores de esa acción altruista que salva vidas, una labor que ni el bloqueo impuesto por Estados Unidos ha podido frenar a pesar de las limitaciones para el acceso a reactivos y equipos.