Nuevitas, 26 feb.- Como es habitual en la Semana de la Cultura local se celebró en la biblioteca Ricardo Cabrero la XIII edición del concurso Una décima para mi ciudad, en el que se premiaron a creadores de este municipio al nordeste de Camagüey.

El jurado confirmado por especialistas en Bibliotecología otorgó el primer premio a Santiago Sánchez Castillo con la décima Colores del alba; en segundo lugar, Rogelio Alba Ginoria con Mi terruño, y el tercero lo mereció Tomás Cano Basulto por Sin perder la identidad.

Finita de Quesada Hidalgo obtuvo mención con Una décima para mi ciudad e Ivet Aguilera La Rosa, por la obra Siempre bella entre las bellas.

El evento dedicado como cada año a Finita de Quesada Hidalgo, anfitriona de la festividad, homenajeó a Tomás Cano Basulto, escritor de la peña de arte y literatura Manuel Maure Parri, y se reconoció la labor de Norma Nápoles, creadora del evento.

Como invitados a la actividad mostraron sus habilidades los integrantes de la peña camagüeyana La terraza campesina, liderada por el escritor Alejandro González Bermúdez, quien estuvo acompañado de artistas que encabezan el movimiento del género en la provincia, los poetas repentistas Héctor Peláez y Nelson Lima y el apoyo musical de Las Cuerdas de las sábanas.

Asimismo, deleitaron a los presentes Frank y Viena, destacados creadores nueviteros.

Entre décimas y guajiras transcurrió Una décima para mi ciudad,  programa que forma parte de las celebraciones por el aniversario 192 de la otrora villa de San Fernando de Nuevitas.