Nuevitas, 30 ene.- Con la mágica sonoridad que la distingue, la cantante y compositora de temas para infantes Lidis Lamorú Febles regaló su música a los habitantes de este municipio al nordeste de Camagüey.

En el coliseo Ángel Alberto Martínez, los lugareños revivieron el duende que llevan dentro al  tararear sus canciones, entre las que se encuentran Don Lagartijo, Naturaleza, Vamos a Jugar, Colores–Colores que la hacen merecedora del reconocimiento de varias generaciones de cubanos.

Por sus años legados a la creación de música para la niñez se le otorgó  a la Hija Adoptiva de esta ribera el premio San Fernando, galardón que confiere la Asamblea Municipal del Poder Popular a quienes han dejado una huella en el alma de las personas.

Con la participación del proyecto sociocultural Aires de Bahía y los grupos de creación de los instructores de arte se desarrolló el concierto en el que los Artesanos del Cañón e integrantes de la Casa de Cultura Gertrudis Gómez de Avellaneda reconocieron la labor de Lidis Lamorú Febles, una mujer llena de amor para los más pequeños de casa. 

Como parte también de las jornadas culturales por el aniversario 167 del natalicio de José Martí se dieron premios, menciones y el reconocimiento a  los 14  niños participantes en el concurso de la canción infantil Los Ruiseñores Cantan.

En el cine local la ocasión propició la entrega de la Distinción 191 Aniversario de la fundación de la villa San Fernando de Nuevitas a Thelma Molina y Maura Varona, destacadas escritoras del terruño, en tanto a Marvenis Vienaime Capote se le confirió la condición de Hija Ilustre de esta ribera.

Diferentes instituciones del municipio distinguieron a los participantes en el festival por la importancia que poseen en la formación de los más pequeños de casa, en tanto el Premio de la Popularidad lo recibió el pequeño David Sergio Estrada.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar