Beijing, 6 mar.- El embajador de Cuba en China, Carlos Miguel Pereira, aseguró hoy que la renovación del memorando sobre la cooperación bilateral en la salud, refleja la voluntad política de ambos gobiernos para profundizar sus relaciones en esta área.

Pereira dijo a Prensa Latina que el paso tiene un alcance superior, pues permitirá expandir la colaboración a terrenos como la biotecnología médica, la prevención y control de enfermedades crónicas, la medicina tradicional y la implementación de servicios integrales de salud, entre otros.

Según resaltó, los intercambios en la esfera sanitaria se extienden por más de 15 años y arrojaron resultados positivos para ambos países.

El diplomático y el ministro de la Comisión Nacional de Salud de China, Ma Xiaowei, la víspera renovaron el memorando, inicialmente rubricado en 2014 durante la visita a La Habana del presidente Xi Jinping.

Ese paso dará continuidad a la cooperación en la salud por otros cinco años, tiene vigencia inmediata y también contempla la presencia de profesionales cubanos en instituciones sanitarias de China, la formación académica, turismo de salud, desarrollo de parques tecnológicos e inversiones.

En China la colaboración médica cubana comenzó en 2006 por iniciativa del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, y por acuerdo de los dos gobiernos como expresión de solidaridad, hermandad y confianza mutua.

El proyecto echó a andar con la apertura de tres centros oftalmológicos en hospitales de las provincias de Qinghai, Shanxi y Henan, sigue vigente hasta hoy con buenos resultados y tiene perspectivas de crecimiento.

Según cifras oficiales, solo entre 2012 y 2019 el personal caribeño realizó más de 225 mil 627 consultas y 13 mil 546 cirugías.

En el sector de la biotecnología existe un importante vínculo que dio como fruto las empresas mixtas Lukang-Heber para productos biotecnológicos agropecuarios; Biotech-Beijing, fabricante de medicamentos como Nimotuzumab para el cáncer naso faríngeo; y la ChangHeber en Jilin, donde se obtiene el Interferón alfa 2B recombinante (IFNrec).

Ese último fármaco fue uno de los casi 30 escogidos por la Comisión Nacional de Salud para usarlo durante el momento más álgido del combate a la Covid-19 aquí.