La Habana, 13 may.- Las máximas autoridades deportivas de Cuba lamentaron el fallecimiento de Higinio Vélez, titular de la Federación Cubana de béisbol, debido a complicaciones asociadas a la COVID-19.

A través de la red social Twitter, los presidentes del Comité Olímpico Cubano, Roberto León Richards, y del Instituto de Deportes (Inder), Osvaldo Vento, expresaron sus condolencias por el deceso del manager y directivo cubano, quien batalló durante varios días contra la enfermedad.

León Richard manifestó a nombre del olimpismo cubano el dolor ante la pérdida física de un compañero valioso, quien a su criterio constituye una inspiración permanente por la voluntad y la pasión a favor del béisbol en la isla.

En su mensaje, Vento transmitió condolencias a sus familiares y amigos, al tiempo que destacó la fidelidad y la consagración del también director del equipo nacional campeón en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y subtitular en la primera edición del Primer Clásico Mundial en 2006.

'Higinio nunca reclamó elogios. Afrontó con hidalguía los embates propios de las complejas misiones asumidas y derrochó pasión en cada una de ellas', resaltó Ventó en su publicación.

Igualmente, la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol envió su solidaridad ante la pérdida del dirigente del béisbol cubano y reconoció su labor como gerente de la selección nacional y presidente de la federación.

El texto difundido en la propia red califica de duro golpe para el béisbol internacional la muerte de Vélez y expresa palabras de aliento a sus seres queridos y a toda la comunidad del deporte en la isla.

En Puerto Rico, el presidente de la Federación de Béisbol, José Quiles, hizo público su pesar ante el fallecimiento de su homólogo Vélez y extendió un abrazo sincero y solidario a la hermana nación de Cuba.

En suelo nacional, funcionarios del gobierno, glorias del deporte, periodistas y aficionados evocan la trayectoria beisbolera de Vélez, uno de los mentores más laureados de la pelota cubana.

La muerte de Higinio Vélez ocurre días después de que el béisbol cubano perdiera por igual causa al comisionado nacional Ernesto Reynoso.