La Habana, 15 abr.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel reconoció hoy el legado del exdirector de la Oficina del Historiador de La Habana Eusebio Leal, institución que consideró modelo de gestión.

Eusebio Leal es insustituible, y a la Oficina del Historiador de La Habana le corresponde mantener su legado, preservar y desarrollar su obra, sentenció el gobernante en reunión con directivos de esa entidad cultural, social y económica.

El trabajo de la Oficina en La Habana Vieja es un modelo de gestión que debe servir de referente para construir un modelo de municipio autónomo, con centro en las personas que viven en él, suscribió Díaz-Canel en su cuenta en Twitter.

Durante el encuentro, en el que participó el primer ministro Manuel Marrero, el jefe de Estado señaló que las maneras de hacer de la Oficina del Historiador de La Habana debe ser parte de la capacitación de los intendentes y gobernadores del país.

Sobre todo, dijo, por su gestión cultural orientada al desarrollo sostenible local, el vínculo con las universidades, la academia y la fuerza de trabajo calificada del territorio.

La directora adjunta de la Oficina, Perla Rosales, informó sobre la labor de la institución en 2020 en los ámbitos de la gestión urbana, cultural, social, educacional e inversionista, entre otros.

Reconoció que el trabajo de la institución está deprimido, sobre todo por la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, especialmente en el sector turístico.

Dijo que la Oficina se propone, entre otras metas, buscar nuevas fuentes de suministros para sustituir importaciones, la ampliación del uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y el desarrollo del proyecto de 'ciudad inteligente'.