Camagüey, 12 mar.- A la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en el aniversario 60 de su fundación y a su primer presidente Nicolás Guillén, dedicó la obra Canto de Cigarra, su autor, el joven artista camagüeyano de la plástica Iván Carbonell, integrante de la Asociación Hermanos Saíz, organización que agrupa a la vanguardia artística joven en la Isla.

En Canto de Cigarra el autor deja al descubierto su gusto por la figura humana, las raíces afrocubanas, en especial la femenina, “acompañada de una poesía que se funde con una armónica paleta donde hace gala los verdes, rojos y azules que aportan mayor expresividad y frescura a los elementos impositivos que la conforma”, afirmó Carbonell.

Canto de Cigarra participó en el Octavo Salón de Arte Cubano Contemporáneo, el cual se desarrolló online y permitió nutrir a los asistentes de ideas y experiencias.

“Además nos puso a prueba ya que debido a la situación compleja de la COVID-19 que vivimos, cada artista realizó videos promociónales de no menos de un minuto que se proyectaron en la televisión cubana”, explicó Carbonell.

Añadió que para que el certamen quedara en la memoria histórica el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales imprimió un directorio de páginas amarillas que se pondrá a disposición de galerías de Arte y especialistas, donde constan los datos de los artistas e instituciones.

Informó también que la Revista de Arte y Cultura Orbe de la Ciudad de México dedicó el número del mes de marzo a resaltar el arte cubano. Expuso que en el Octavo Salón de Arte Cubano Contemporáneo se presentaron cuarenta artistas, con una obra de las cuales fueron seleccionadas solamente veinte que actualmente integran la referida edición del país azteca.