Ene, 2021.- El camino incierto suyo es el título de la exposición del artista de la plástica Eduardo Castillo Sáez, que se muestra en la filial camagüeyana de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), para saludar el aniversario 62 del triunfo de la Revolución.

La galería Julián Morales pone a disposición de los espectadores una veintena de obras del joven creador, que según el curador y crítico de arte Jorge Santos Caballero, constituye “una búsqueda de reafirmación de su entorno como artista y una conjugación entre sueños y perspectivas, el tiempo transcurrido e insospechado y la necesidad de expresar una contumaz postura en relación con el dibujo, con la línea como algo subjetivo, para contonear a favor o en contra de la mujer como elemento de estudio”.

Argumentó, asimismo, que “los tiempos que corren en el arte universal, más allá de tendencias u otras interioridades, reflejan un rechazo casi unánime en relación con el dibujo. Las causas pueden ser diversas y todas justificativas de ese proceder, y merecería más de un ensayo para tratar de explicitar los razonamientos aludidos y acercarse a uno en particular, ya sea a favor o en contra”.

En las palabras al catálogo el especialista dijo que para el autor de la exposición El camino incierto suyo, la mujer y la belleza van juntas, “aunque por momentos se tornan ambas enemigas, porque el objetivo es una trampa, un castigo, una suerte de cárcel de calle; o, simplemente, un tema para divulgar”.

Abundó Santos Caballero que el proyecto redunda sobre todo “en que el viaje por su creador no es más que el comienzo de una vida mostrando la silueta de una mujer intangible, plagada de transparencia, pero, también, la muestra nos revela la duda inexorable del tiempo vivido y por vivir de cada una de estas mujeres…”.