La Paz, 8 oct.- Los filmes cubanos Inocencia y Rumbatá destacan entre las propuestas del boliviano Festival Internacional de Santa Cruz de la Sierra (Fenavid), el cual descorre sus cortinas hoy para ofrecer una muestra del séptimo arte de una treintena de países.
 
Convocado por la Fundación Audiovisual FUNDAV, el evento en su vigésima edición transcurrirá hasta el 15 de octubre de manera virtual y ofrecerá una variada selección de materiales producidos de 2018 a 2020. Desde su estreno, la película Inocencia (2018), del cineasta Alejandro Gil, ha cosechado reconocimientos a nivel nacional e internacional por su impactante historia que narra el fusilamiento en 1871 de ocho estudiantes cubanos de medicina, encarcelados injustamente por las autoridades coloniales españolas.

Por su parte, el documental Rumbatá, de la actriz y realizadora Isabel Santos, constituye un cumplido a la agrupación homónima de la provincia cubana de Camagüey que desde su fundación en 1996 enaltece los más auténticos valores de la rumba, género proclamado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Largometrajes, cortos, producciones estudiantiles y videoclips figuran entre las propuestas de esta edición, la cual contará con una serie de actividades paralelas, como una muestra de cine infantil, concurso de videoclips, talleres, charlas, coloquios y debates.

Devenida cita cinematográfica más importante de Bolivia, el festival es uno de los eventos de mayor relevancia en América Latina debido a su alcance, ya que en 20 años ha logrado convocar a realizadores de más de 30 países con cerca de 10 mil audiovisuales.

Anualmente Fenavid ofrece al público más de 150 proyecciones de largometrajes, cortometrajes, videos musicales y una serie de trabajos que se exhiben de forma gratuita para el público, con el acompañamiento de destacados productores, directores, actores y especialistas del séptimo arte.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar