Beijing, 24 jun.- China urgió hoy a Estados Unidos acatar el reclamo mundial y levantar de inmediato el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a Cuba, al saludar la votación mayoritaria contra esa política en la ONU.

Zhao Lijian, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, respondió a Prensa Latina que resulta lamentable la persistencia del cerco aunque la comunidad internacional lo rechazó de forma consecutiva ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas durante los últimos 29 años.

Incluso deploró que la Casa Blanca lo recrudeciera aun más e ignorara así el llamado a revocar las sanciones, regulaciones y el carácter extraterritorial de la medida, la cual afecta la soberanía de otros estados, los intereses legítimos de compañías e individuos y el derecho a la libertad de comercio y navegación.

'China siempre aboga por el respeto al derecho de cada país a escoger con independencia su sistema social y camino de desarrollo, defiende el orden internacional basado en las leyes y la salvaguarda la justicia', indicó.

El portavoz hizo énfasis en el rechazo de Beijing a las sanciones unilaterales ya sea militar, económica o de otra naturaleza e instó al gobierno norteamericano a cesar el bloqueo contra la isla, pues se trata de llamado universal. 'Esperamos que Estados Unidos desarrolle vínculos normales interestatales con Cuba en concordancia con los propósitos y principios de la Carta de la ONU y las norma básicas que rigen las relaciones internacionales', acotó.

Asimismo, Zhao remarcó que un cambio de postura sería beneficioso para la paz y estabilidad en las Américas.

El vocero de la Cancillería china se pronunció así luego que la víspera nuevamente la mayoría de los países presentes en la Asamblea General de la ONU votaron por el fin del bloqueo a la isla.

En su intervención el representante permanente de Beijing ante el organismo internacional, Zhang Jun, denunció que el cerco socava los derechos del pueblo cubano a la vida, obstruye el desarrollo e impide avanzar debidamente hacia los objetivos de progreso sostenible.

También lo consideró violatorio de las resoluciones pertinentes de la Asamblea General, citó las grandes pérdidas que ocasiona a Cuba y las perturbaciones en sus vínculos normales con otros países.

Zhang enfatizó, en especial, que en medio de la pandemia de Covid-19 la Casa Blanca apostara por recrudecer su postura y, como consecuencia, dificultara el acceso a medicinas e insumos necesarios para el enfrentamiento a la enfermedad en la mayor de las Antillas.