La Habana, 14 jun.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, agradeció la solidaridad internacional contra el bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos sostiene sobre la isla desde hace casi seis décadas.

En su cuenta de Twitter, el mandatario refirió que son cotidianas las expresiones de apoyo desde diversos confines del mundo que denuncian la atroz política norteamericana y respaldan a la nación caribeña.

'Nuestro agradecimiento por acompañarnos en la defensa legítima de nuestros derechos', escribió el jefe de Estado en la red social y le añadió la etiqueta #EliminaElBloqueo.

La víspera, Díaz-Canel igualmente dirigió palabras de gratitud hacia un grupo de irlandeses y cubanos residentes en ese país por su respaldo a Cuba frente al cerco estadounidense.

Particularmente, el presidente catalogó de 'bello y conmovedor' el gesto de colocar una bandera cubana de 46 metros por 23, 'la más grande del mundo', en una colina visible desde la ciudad de Belfast, acompañada de un letrero gigante que demanda el fin del bloqueo norteamericano: #UnblockCuba.

La iniciativa se une a otras desarrolladas en ciudades europeas en el contexto de la visita al viejo continente del mandatario estadounidense, Joe Biden, con motivo de la Cumbre del G7, la reunión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte y el encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Distintas acciones para demandar el fin de las medidas coercitivas unilaterales contra Cuba ocurrieron en los últimos días en Estocolmo, Suecia; Bruselas, Bélgica, y Moldavia; como caravanas de autos y bicicletas, mítines y proclamas.

El próximo 23 de junio, la nación caribeña presentará ante la Asamblea General de Naciones Unidas un proyecto de resolución para poner fin al cerco económico de Washington, que solo entre abril de 2019 y marzo de 2020 causó afectaciones por más de cinco mil millones de dólares.

Esta será la votación número 29 sobre el tema, mientras que en las 28 anteriores el apoyo a la isla de la comunidad internacional ha sido abrumador.

A pesar de ello, la administración norteamericana persiste en sostener su política.