La Habana, 5 jun.- Diputados de la comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba denunciaron una nueva maniobra que se orquesta contra la isla en el Parlamento Europeo.

En una declaración publicada en el sitio web del legislativo cubano, rechazaron la actuación de un reducido grupo de eurodiputados, quienes pretenden que se adopte una resolución contra el país antillano y tratan de detener la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación con la Unión Europea.

El texto precisa que ese propósito subyace en la actuación del pequeño grupo, quienes en defensa de la agenda de Washington lograron incluir en la próxima asamblea del órgano del bloque, el 8 de junio, un punto relativo a la situación política y los derechos humanos en la nación caribeña.

Tergiversan la realidad cubana, sostiene el documento, y añade que tales acciones son propias del doble rasero que los caracteriza.

'Aparentan preocupación por el ejercicio de los derechos humanos en Cuba, un país libre, independiente, soberano, democrático, de justicia social y solidaridad humana, donde el pueblo decide sus destinos', afirma el material y refiere que en realidad actúan con doble moral.

En este sentido, señala que no son capaces de convocar al Parlamento Europeo para analizar la principal afrenta a los derechos de los cubanos, que es el bloqueo impuesto desde hace 62 años, y 'recrudecido hasta límites cualitativamente increíbles en medio de una pandemia y una crisis económica mundial'.

La declaración añade que el cerco norteamericano contra la isla antillana afecta también a los ciudadanos de Europa, especialmente a sus empresarios.

Asimismo, recuerda que esos eurodiputados tampoco han actuado con sensibilidad frente a las violaciones cometidas en territorio estadounidense y otros países del mundo, incluyendo el propio viejo continente, expresadas en la brutalidad policial y la aplicación de políticas discriminatorias contra los migrantes.

También en el incremento de los discursos que fomentan el odio y las ideas supremacistas, o las manifestaciones de racismo, xenofobia y otras formas de intolerancia. 'Denunciamos esta maniobra de quienes no representan a la totalidad de los miembros del Parlamento Europeo', enfatiza el texto y agrega que estos ejercicios politizados responden a intereses ajenos que tratan de comprometer la actuación independiente de la Unión Europea en política exterior.

Los parlamentarios cubanos, de forma respetuosa, exhortan además a los eurodiputados 'a no hacer el juego a semejante infamia', y a detener la maniobra.