La Habana, 15 may.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, orientó actualizar permanentemente al pueblo sobre la situación presentada en la distribución eléctrica tras la rotura de plantas generadoras en el país.

En reunión con las máximas autoridades provinciales y del Ministerio de Energía y Minas, el mandatario instó a reducir el consumo en entidades estatales y hacer lo posible para no afectar el suministro eléctrico al sector residencial, informó la televisión cubana.

Cuba perdió en las últimas horas casi 600 megawatts de potencia tras la salida por rotura de unidades de generación en varias centrales termoeléctricas, entre otros problemas, agravados por un déficit de disponibilidad de combustible en el país.

Según informó hoy el titular de Energía y Minas, Liván Arronte, esta madrugada salió de servicio una brigada de la Termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, producto de una avería.

Esto unido a que ya existían dos unidades fuera de servicio en Santa Cruz del Norte, Mayabeque, debido a roturas, complejizó aún más la situación del servicio eléctrico nacional, apuntó.

Informó, asimismo, sobre problemas operacionales existentes en el puerto de Cienfuegos (centro), que retrasaron el traslado por mar de combustible para la generación en la termoeléctrica de Mariel, al oeste de La Habana.