La Habana, 14 abr.- El Gobierno de Cuba aprobó un paquete de 63 medidas, de las cuales 30 son consideradas prioridad y otras de carácter inmediato, para estimular la producción de alimentos en la nación.

Durante una reunión de la máxima dirección del país, y mediante videoconferencia con unos mil 300 trabajadores del sector, directivos, presidentes de cooperativas y autoridades del territorio insular, los participantes conocieron sobre las alternativas para solucionar problemas estructurales y organizativos del ramo.

Según un reporte de la televisión nacional, las indicaciones buscan eliminar monopolios en el suministro de insumos, comercialización, deficiencias en el uso de la tierra, prohibiciones, intermediarios ineficaces, y resolver la reiterada dificultad en el impago a los productores.

Al respecto, el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, resaltó que las normativas son resultado del reciente intercambio con productores, expertos y científicos, para conocer sobre los principales obstáculos para el desarrollo del sistema agropecuario.

El mandatario señaló entre los objetivos a corto plazo potenciar la producción, eliminar trabas y garantizar una mejor alimentación del pueblo.

Las medidas urgentes incluyen la decisión de bajar las tarifas eléctricas y de agua a los campesinos, disminuir el precio a los piensos nacionales y los bioproductos, garantizar la comercialización de carne bovina, así como el autoconsumo por parte de los trabajadores del sector después de cumplir el compromiso estatal.

También está el autorizo a los productores de ganado menor a vender de forma directa las carnes en la red minorista, en moneda nacional o en divisa.

Los empleados del ramo, luego de conocer el paquete de disposiciones, lo calificaron de ejemplo de democracia, 'pues todos fueron escuchados y sus reclamos tenidos en cuenta', puntualizó el reporte.