La Habana, Cuba. – El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, lamentó hoy el fallecimiento de una niña con la COVID-19 y enfermedad oncológica avanzada, y ofreció condolencias a sus familiares.

El mandatario expresó en su cuenta de Twitter que se trata de una noticia dolorosa que marca un antes y un después en el curso de la epidemia en el país, que había transcurrido hasta el momento sin reportar muertes pediátricas. 

“Duele y obliga a seguir trabajando. Nuestros niños lo merecen”, enfatizó el jefe de Estado en la red social.

Desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, Cuba registra el fallecimiento de 459 personas, pero este es el primer caso en edad pediátrica, a pesar del incremento de enfermos entre los menores de 19 años.