La Habana, 6 abr.- El primer ministro Manuel Marrero reiteró la necesidad de elevar la percepción de riesgo en la población y las instituciones estatales para enfrentar la pandemia de la COVID-19 en Cuba.

Durante la reunión del grupo temporal de trabajo para el control de la emergencia sanitaria, encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel, Marrero se refirió a la situación en La Habana que, junto a las provincias de Matanzas, Granma y Santiago de Cuba, reporta el mayor número diario de contagios por el coronavirus SARS-CoV-2.

Tenemos la percepción de que la batalla la vamos a ganar en la medida en que garanticemos el cumplimiento estricto de las disposiciones y de los protocolos establecidos, independientemente de que se puedan aplicar otras, apuntó.

En el caso de la capital cubana, afirmó, no queda más remedio que proponer un grupo de acciones muy concretas y restrictivas para el aislamiento domiciliario, coordinado todo con los factores de la comunidad, dijo. Alertó que, a pesar de la actual situación epidemiológica, resulta evidente que todavía las personas mantienen una movilidad no acorde con el peligro real ante la enfermedad de la COVID-19, causada por el nuevo coronavirus.

Al cierre de marzo el promedio de casos positivos al SARS-COV-2 -por día- fue de 829, cifra superior en un 0,9 por ciento a la de febrero.

De acuerdo con el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, el presente mes muestra un promedio diario de contagios que alcanza la cifra de mil 89.

En la semana recién concluida se produjo un aumento (en un 22,6 por ciento) de los positivos al nuevo coronavirus, en relación con la anterior.