La Habana, 12 sep.- Con un retraso de cinco meses a causa de la crisis sanitaria y bajo circunstancias atípicas, la voz de 'play ball' se escuchará hoy en ocho estadios de Cuba para hacer realidad la LX Serie Nacional de Béisbol.

El mayor espectáculo deportivo anual de la isla, cuya versión de 2020 fue aplazada en abril por la pandemia de la Covid-19, tendrá la participación de 16 equipos, uno por cada una de las 15 provincias, más otro del municipio especial Isla de la Juventud.

La justa entre bolas y strikes quedará oficialmente inaugurada a las 14:00, hora local, con el enfrentamiento entre el anfitrión Matanzas y Camagüey, campeón y submonarca de la edición precedente, en ese orden, en el diamante del parque Victoria de Girón, ubicado a unos 105 kilómetros de esta capital.

Sin público en las gradas, Cocodrilos y Toros volverán a enfrentarse cerca de ocho meses después de que los primeros levantaran el trofeo doméstico, tras dominar 4-2 el playoff final y rompieran así un maleficio de casi dos décadas sin alcanzar la cima del torneo doméstico.

Para el partido inaugural, el manager local Armando Ferrer anunció al lanzador zurdo Yoanni Yera, mientras el visitante Miguel Borroto, por demás actual director del equipo Cuba, colocará al veloz derecho Yosimar Cousín.

De acuerdo con sus declaraciones, Ferrer utilizará la siguiente alineación: Aníbal Medina (2B), Ariel Sánchez (LF), Jefferson Delgado (3B), Javier Camero (BD), Yasiel Santoya (1B), Juan Miguel Vázquez (RF), Eduardo Blanco (CF), Andrys Pérez (R) y Moisés Esquerré (SS).

Destacan las ausencias del torpedero exligamayorista Erisbel Arruebarrena, quien todavía no se une al plantel, y del máscara Ariel Martínez, pues cumple su contrato con los Dragones de Chunichi de la Liga Profesional de Japón.

Por su parte, Borroto solo anunció los nombres y las posiciones de sus titulares, por lo que abrirá con Yendry Téllez detrás del home plate, y Leonel Segura, Humberto Bravo, Alexander Ayala y Yandy Yanes en el infield.

En tanto, los jardines serán custodiados por Luis González en el derecho, Leonel Moa en el central y Yanmichel Flores en el izquierdo, con su 'fichaje' estrella Yordanis Samón como bateador designado.

El programa de las primeras subseries se completa con los choques Ciego de Ávila-Villa Clara, Mayabeque-Las Tunas, Pinar del Río-Holguín, Artemisa-Granma, Isla de la Juventud-Santiago de Cuba e Industriales-Guantánamo, con los segundos en calidad de home club.

El certamen se jugará bajo el sistema de todos contra todos a 75 partidos, los ocho mejores planteles accederán a los cuartos de final, pactados al mejor de cinco y que pondrán frente a frente al líder de la ronda regular contra el octavo clasificado, al segundo ante el séptimo, al tercero frente al sexto y al cuarto versus el quinto.

Así, las cuatro escuadras que salgan airosas de esas series de postemporada avanzarán a las semifinales, con el derecho adquirido de poder reforzarse con cuatro jugadores de las nóminas eliminadas. Las ganadoras se enfrentarán por el banderín en la primera semana del mes de febrero.

Los Cocodrilos defenderán su corona en la LX Serie Nacional, mientras Toros, Alazanes de Granma, Leones de Industriales, Leñadores de Las Tunas, Avispas de Santiago, Tigres de Ciego de Ávila y Vegueros de Pinar, resultan otras nóminas con el potencial suficiente para dar pelea, de acuerdo con los especialistas.

Por demás, el certamen comenzará sin público en los estadios porque el deporte también necesita sumarse a la contención del nuevo coronavirus, que mantiene en jaque al planeta desde hace varios meses, como afirmó a la prensa el comisionado de la disciplina, Ernesto Reynoso.

De igual manera, los atletas no se podrán saludar, los suplentes y los árbitros deberán usar obligatoriamente las mascarillas y las celebraciones de jugadas no podrán incluir contacto físico.

En los dogouts, el terreno y otras áreas comunes, los peloteros deberán respetar las medidas sanitarias (lavado de manos, uso del hipoclorito, pasos podálicos) y los viajes no tendrán paradas en ciudades comprometidas con la Covid-19, entre otras acciones para frenar al coronavirus SARS-CoV-2.