La Habana, 21 ago.- El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, afirmó hoy que la actitud colonial del Gobierno de Estados Unidos sobre el hemisferio socava los esfuerzos por la paz y la seguridad en Latinoamérica.

En su cuenta de Twitter el canciller señaló que los países de la región están comprometidos 'con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza de la fuerza', como lo refleja la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, firmada en enero de 2014.

Entonces, durante la celebración de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana, los países del área ratificaron su decisión de cumplir con la obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado.

Sin embargo, Estados Unidos mantiene una agresión permanente contra naciones como Cuba, Venezuela y Nicaragua, a las cuales aplica medidas coercitivas unilaterales.

El jefe de la diplomacia cubana, en otros momentos, ha considerado esa actuación como una amenaza a la convivencia pacífica, justo cuando el mundo clama por solidaridad y entendimiento.

Las medidas coercitivas unilaterales, las violaciones del derecho internacional y las amenazas a Estados soberanos 'son consecuencias que deben sufrir quienes no se pliegan a sus intereses', apuntó.

Añadió que la negación del derecho de los pueblos a elegir el sistema político que consideren pertinente, y los intentos de subvertir el orden legítimamente constituido. es fuente de confrontación.

Resguardar la soberanía, la integridad territorial e independencia política de los Estados, además del principio de no injerencia en los asuntos internos de otras naciones, son claves en el propósito de sostener relaciones cordiales, insistió.