La Habana, 18 jul.- Cuba culmina hoy una semana de pasos decisivos hacia la recuperación, pues la mayor parte del país iniciará la tercera fase para retornar a la normalidad tras la Covid-19 y se aprobaron nuevas medidas para impulsar la economía.

Las decisiones adoptadas en el Consejo de Ministros para enfrentar la crisis global generada por la pandemia y agudizada por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, beneficiarán a todos los cubanos, aseguró el presidente, Miguel Díaz-Canel.

La estrategia económica contempla diversas acciones, la mayoría encaminadas a dar mayor vitalidad a las cadenas productivas, incentivar las exportaciones y, para ello, sumará también al sector no estatal.

Entre las decisiones que se pondrán en vigor a partir del próximo lunes se encuentran la venta en moneda libremente convertible (MLC) de un grupo de productos básicos y la eliminación del gravamen del 10 por ciento al dólar, con lo cual el país podrá aumentar el ingreso de divisas.

Rumores anteriores al anuncio de esas medidas se referían a una supuesta dolarización de la economía, lo cual negó el mandatario cubano en su alocución transmitida el pasado jueves en la televisión nacional.

Las autoridades de la isla explicaron que solamente 72 de los más de cuatro mil 800 establecimientos dedicados a comercializar sus productos en pesos cubanos o convertibles, pasarán a ofertar en MLC alimentos, artículos de higiene y aseo, así como de ferretería.

A su vez, las nuevas medidas transformarán el entorno monetario en la inversión extranjera y fomentarán que sea directa, con un peso mayor en los planes económicos nacionales, aun en medio del acoso de Washington.

El jefe de Estado recordó en su intervención que para asfixiar económicamente a la nación caribeña, la Administración de Donald Trump incrementó la persecución financiera, recortó el envío de remesas, estimuló la aplicación de sanciones a quienes tienen negocios en el país, entre otras acciones de desestabilización.

En medio de ese complejo escenario, el país se recupera de la Covid-19 y el venidero lunes 20 de julio todas las provincias de Cuba, excepto la capital del país y Mayabeque, iniciarán la tercera fase de recuperación de la Covid-19, pues no registran casos desde hace más 28 días.

El primer ministro, Manuel Marrero, explicó que decidieron mantener a La Habana en la primera fase y dejar a Mayabeque en la segunda, porque aún existen casos activos en esas localidades del occidente de la isla.

Después de cuatro meses sin turismo debido a la situación epidemiológica internacional, Cuba se enfrenta a una nueva etapa con optimismo por haber atravesado la pandemia de forma favorable aunque con lógicas preocupaciones como consecuencia de la crisis económica global.

No obstante, Díaz-Canel asegura que, pese a las adversidades, una vez más Cuba saldrá victoriosa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar