Jun, 2020.- "Útil e imprescindible porque es para salvar vidas humanas", así considera su trabajo Carlos Cuba, quien cada mañana se hace acompañar de su mochila desde hace más de un año para desempeñarse como operario de la Campaña antivectorial contra el Aedes aegypti en Nuevitas.

-¿Cuáles son las experiencias que le han resultado más difíciles?

"Yo trabajé en la contingencia de Camagüey y de Holguín evitando la proliferación del mosquito y de epidemias como paludismo y dengue en zonas reiterativas positivas”.

-¿Qué procedimientos siguen ante actitudes irresponsables de la población?

"Se le aplican Decretos ley a las personas que no dejen entrar a las viviendas o al detectar larvas en los tanques o enyerbamiento en los patios, las cuales constituyen las mayores incidencias que se detectan en los hogares”.

De lunes a sábados, con mayor ahínco por la influencia de las lluvias que tuvieron lugar el pasado mes de mayo en la situación epidemiológica del municipio, "es preciso que pasemos obligatoriamente a verificar y en caso de ser necesario tomar las medidas pertinentes, de haber alguna larva en cualquiera de sus estadíos hay que colapsarla, cepillar el tanque, botar el agua y flamear el recipiente, de esta manera se elimina la raíz de la propagación de las epidemias que causan los vectores".

Carlos Cuba es uno de los que laboran, en este municipio costero, por el bienestar de la población desde el tratamiento y verificación focal, las radiobatidas más conocidas como fumigación y, además, se preocupa por síntomas que puedan presentar los moradores de las viviendas que visita para descartar enfermedades como el dengue, el zika y en los últimos meses también la COVID-19.

Bajo la máxima de darle al duro y sin tregua al mosquito, este joven se empeña en realizar su trabajo de la mejor manera y frente a cada tanque y con linterna en mano la hace girar una y otra vez, revisa el siguiente y regresa al anterior para comprobar que no hay posibilidad para que el vector se reproduzca, una trinchera para luchar por la vida que merece el apoyo de los lugareños.