Añejo mapa de la bahía y la ciudad de Nuevitas.Sep, 2019.- Entre los fondos más valiosos con que cuenta el Museo Municipal se encuentra un curioso plano de la Bahía y la ciudad de San Fernando de Nuevitas, elaborado en 1845 y reelaborado en 1878.

El pergamino recoge un gran cúmulo de información gráfica y escrita que refleja la topografía y la urbanística de la época. 

En su esquina superior izquierda, en una cinta con dobleces ornamentales y grandes letras cita: San Fernando de Nuevitas. Debajo, cual curioso y complejo retrato, aparece un dibujo en el que asoman colonizadores y nativos, elementos propios del momento en que se encontraba Cuba y la ciudad.  

En cuanto al planeado urbanístico recoge 70 manzanas con sus respectivas calles, algunas de ellas se extienden desde las lomas o alturas con que cuenta la villa hasta la zona más próxima al veril marino, mientras otras y perpendicular a estas atraviesan la ciudad de un extremo a otro. 

Interesante es la referencia gráfica que se hace de la Bahía del Guincho y los muelles en ella, lo que demuestra que desde entonces existía un movimiento marítimo significativo en el interior de la ensenada. 

Elementos adicionales en este plano lo constituye la representación gráfica del puerto, en el que se reflejan los niveles distintivos de la geografía citadina, en tanto, otra de sus partes muestra el canal de entrada a la bahía con sus principales accidentes, constituyendo una muestra elocuente del interés de informar todos los pormenores que podían incidir en la navegación por esta vía. 

Caminos, plazas, solares y otras particularidades de la Nuevitas de esa época son expuestos en el añejo mapa, cuyo papel amarillento da fe de más de una centuria de existencia, brindando detalles del entorno que rodea a la ciudad ribereña. 

Hoy, estudiosos de temas históricos, geográficos, urbanísticos, antropológicos y documentalísticos encuentran en el pliego una fuente de información para estudios e interpretación de un pasado que con venturas y desventuras, aun incierto, legó a la posteridad el testimonio de la presencia de alarifes y dibujantes, quienes con su labor permiten viajar al pasado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar