Camagüey, 12 jun.- La alta incidencia y dispersión de la COVID-19 en Camagüey refleja la compleja situación epidemiológica de la provincia y la necesidad de adoptar medidas más rigurosas para contener la enfermedad, de ahí que este y otros temas fueran analizados por el Grupo Temporal de Trabajo Provincial en su más reciente sesión.

Ariel Santana Santiesteban, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en el territorio agramontino, puntualizó como prioridades garantizar la presencia del personal necesario en los puntos de frontera, una adecuada distribución de los productos de primera necesidad, realizar la pesquisa con calidad y aislar los contactos de casos positivos y sospechosos.

El Doctor Reinaldo Pons Vázquez, director de Salud Pública en la provincia, informó que, de acuerdo con el último parte, permanecían ingresadas 744 personas, 529 confirmadas, 158 sospechosas y 57 en vigilancia.

Destacó la importancia de extremar el cuidado de los menores, pues se encuentran en el Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña 51 niños con el virus activo, de ellos cuatro por debajo de un año, y se acumulan 566 positivos a la enfermedad en edades pediátricas desde que comenzó el 2021.

El directivo agregó que de enero a la fecha se registran mil 877 focos, de los que han cerrado mil 543, y continúan bajo vigilancia especial los tramos aprobados de las calles Independencia y Maceo, República hasta la Plaza de la Solidaridad -conocida también como Plaza del Gallo-, la Avenida de La Libertad y tres zonas más con medidas restrictivas en la capital agramontina.

Referente al proceso de intervención sanitaria con el candidato vacunal Abdala, que transita por la administración de la tercera dosis a trabajadores de la Salud y otros grupos de riesgo, Pons Vázquez dijo que marcha según lo previsto.

En otro orden, la Comisión de Evacuación destacó que alrededor de mil personas se encuentran en los centros de aislamiento habilitados.

En presencia de las máximas autoridades de los municipios Jimaguayú y Najasa se insistió en la necesidad de ser rigurosos con quienes violen las medidas higiénico-sanitarias, y cumplir con los protocolos en los centros laborales para evitar nuevos eventos institucionales de transmisión del SARS-CoV-2, cuyas consecuencias siempre trascienden en la comunidad.

A tono con las nuevas medidas del sistema bancario cubano, anunciadas en el espacio informativo de la Mesa Redonda, este viernes se atendieron más de mil 600 clientes en 67 unidades y se reiteró que hasta el día 20 de junio se trabajará con horarios extendidos.