Camagüey, 4 mar.- En la primera línea de enfrentamiento a la COVID-19, los trabajadores de la Hotelería y el Turismo en Camagüey celebran este 4 de marzo su Día, con una importante contribución de casi un año ya a la batalla del país frente a la pandemia.

Varias de sus instalaciones fungen como centros de aislamiento para sospechosos de padecer el nuevo coronavirus o contactos de casos confirmados, como los enclaves de la Empresa Provincial de Campismo Popular, cuyas capacidades están en función de ese personal.

De igual forma, hoteles como el Puerto Príncipe e Isla de Cuba acogen a los profesionales de la Salud Pública en su necesaria cuarentena luego de la asistencia médica en los hospitales; mientras que el Plaza recibe a los viajeros procedentes del exterior hasta la certificación del PCR correspondiente al quinto día de su llegada.

Otro importante servicio ha sido el de la comida y ofertas gastronómicas a domicilio o para llevar;  modalidad en la que sobresalen el Complejo Cubanacán Ciudad, las unidades de la sucursal extrahotelera Palmares y las bajo administración compartida con la cadena española Meliá, además de los hoteles Plaza y Camagüey, estos dos últimos pertenecientes a Islazul.

Como consecuencia de la situación epidemiológica, no pocas instalaciones han paralizado sus operaciones, ante el decrecimiento en el último período del flujo turístico, tendencia de la que no escapa la provincia agramontina, y que ha obligado a la reubicación de trabajadores en otras labores.

La certificación de Turismo más higiénico y seguro avala el cumplimiento de los protocolos higiénico-sanitarios frente a la Covid-19; normas que siguen con rigor camareras de habitación, recepcionistas, dependientes, cocineros y el resto de los integrantes de valiosos colectivos que, desde la industria del ocio y el entretenimiento, también hoy luchan por la vida de todo un pueblo.

Cada 4 de marzo se celebra en Cuba el Día del trabajador de la Hotelería y el Turismo, en recordación del mártir de las acciones del 26 de Julio de 1953 Elpidio Sosa, quien fuera dependiente gastronómico y vendió su puesto de labor para aportar dinero a la causa revolucionaria.

Instalaciones de la Empresa Provincial de Campismo Popular en Camagüey, funcionan como centros de aislamiento para contactos de casos positivos a la COVID-19 y sospechoso de portar la enfermedad.

 

La desinfección de superficies con soluciones cloradas está entre las acciones que forman parte del protocolo higiénico – sanitario en cada instalación hotelera de Camagüey.