Radio Nuevitas. Emisora de la Radio Cubana al norte de Camagüey.

Tiempos de alcancías

Tiempos de alcancías.Mar, 2017.- Según la herencia etimológica castellana una alcancía es una vasija, comúnmente de barro, cerrada con solo una hendidura estrecha hacia la parte superior, por donde se echan monedas que no se pueden sacar sino rompiéndola. Tan curioso objeto llegó a la Isla y alcanzó gran valor utilitario y en Nuevitas aún se conservan curiosos ejemplares de aquellos depósitos para dinero.

En esta ciudad se conservan alcancías con figuras de casitas, animales, barcos, imágenes religiosas como el Corazón de Jesús, la Virgen de Fátima y hasta las mismísima Caridad del Cobre, patrona de Cuba; barriles, pelotas de deporte y otras curiosas formas que completan las más inimaginables curiosidades construidas básicamente de porcelana, yeso, barro, metal y plástico.

Entre las más arraigadas alcancías conocidas en esta villa del nordeste de Camagüey se cuentan algunas con figuras de cerditos, conocidas también como lechoncitos, convertidas en verdaderas guacas para lograr algún ahorro con vista al cumpleaños de uno de los niños o con el propósito de hacerle un regalo especial en determinada fecha.

En tiempos de la República Mediatizada las alcancías eran improvisadas por algunas personas como una grieta en una lata sellada, esta forma fue según los más ancianos, ampliamente usada, antes del triunfo de la Revolución del 1ro de enero de 1959, por los más pobres para almacenar centavos. Es por ello que los más longevos poseen aún alcancías llenas de monedas de otra época.

Los recipientes de yeso, eran conservados en lugar visible para que familiares y visitantes depositaran en ellas algún menudito que fuera nutriendo la suma, así se decía: "mira como ya va pesando el lechoncito", pero el momento que se convertía en todo un acontecimiento era el día que la misma era lanzada contra el suelo o se le daba un certero martillazo para que se derramara el dinero acumulado en ella.

Luego, en la década de los años 40 del pasado siglo XX aparecieron otras que fueron distribuidas por los bancos de entonces para que las personas ahorraran en ellas con vista a su ulterior depósito en las cuentas de esas instituciones.

Así vieron la luz alcancías metálicas de mucha seguridad: unas sólo aceptaban realitos y cuando se llenaban solas se abrían en tanto otras tenían hasta llaves para tenerlas a buen recaudo.

Ahora aunque algunos continúan la práctica y hasta artesanos las fabrican, se imponen otras formas de ahorrar dinero, pero quedan en la memoria de varias generaciones de lugareños aquellas alcancías que hacían que una jornada marcara la diferencia de los demás días del año.

Radio Nuevitas Digital fundada el 14 de marzo de 2002. Teléfono:(53)(32)412074 Correo: radionuevitas@enet.cu. Jefa de redacción: Milagros Manresa Rodríguez | Editora: Neilyn Hernández Peña | Webmaster: Yulien Morgado Faces | Traductora: Greisis Rodríguez Porro. Copyright © Radio Nuevitas 2015.

Top Desktop version