Radio Nuevitas. Emisora de la Radio Cubana al norte de Camagüey.

Escondrijos de damiselas de Nuevitas

Diciembre, 2016.- Desde las primeras décadas del siglo XX las damiselas de Nuevitas se hacían ecos de las prácticas recomendadas por sus ancestros. Entre estas resulta notoriamente curiosa la de esconder y dejar a buen resguardo múltiples artículos de variado interés y valor. Así desde entonces procuraban encontrarles un escondrijo.

Alguna que otra prenda o ahorro era preciso ponerlo en lugar seguro, ello condicionó que las damiselas de inicios de siglo amarraran en pañuelos o escondieran, en el bolsillo de una que otra pieza de vestir guardada en su armario, aquello que consideraban valioso.

En la funda que conservaba el aro de bordar a mano, perteneciente a una de las más diestras bordadoras de inicios de ese siglo, se escondían monedas y hasta chucherías para obsequiar a la prole. Así mismo en un cofre pequeño, adornado con piezas de nácar, se guardaban las joyas. La caja era ocultada en un gavetón del antiguo escaparate.

Una antigua pamela sostenida en una puntilla en la pared del armario servía de "guarida" de los ahorros que la dama guardaba hasta completar lo requerido para comprar lo que deseaba.

Cajas y más cajitas, algunas bellamente forradas, se convertían en verdaderas "guaridas" en que se depositaban variados objetos. Llegó tal práctica a un punto en que hasta los caramelos de los pequeños eran llevados a sus rincones para administrárselos poco a poco, corriendo el riesgo, por su puesto, de que las hormigas fueran al asecho de ellos.

Pero la manera en que eran vigilados por sus dueñas aquellas guaridas muchas veces las delataba y los que les rodeaban descubrían los lugares donde conservaban con celos sus objetos más preciados. Así hasta se jaraneaba diciendo a "las guardadoras" que se les iba a registrar sus escondites, lo que hacía visible su posición de atención.

No pocas contemporáneas hoy cuentan con escondrijos como los utilizados en aquella lejana fecha, y hasta algunas tienen que delatarse para descífrale a un familiar o amigo el lugar en que ha ocultado lo deseado al no encontrarse en ese momento en casa. ¿Curioso verdad?

Han pasado años, y la tecnología se impone. Modernos gaveteros con llaves y hasta pequeñas cajas de caudales permiten conservar con seguridad los que con más celo se guardan pero en algunas queda aquella práctica heredada de sus antepasadas y que las convierten en damiselas con escondrijos.

Radio Nuevitas Digital fundada el 14 de marzo de 2002. Teléfono:(53)(32)412074 Correo: radionuevitas@enet.cu. Jefa de redacción: Milagros Manresa Rodríguez | Editora: Neilyn Hernández Peña | Webmaster: Yulien Morgado Faces | Traductora: Greisis Rodríguez Porro. Copyright © Radio Nuevitas 2015.

Top Desktop version