Oct, 2020.- Los Estados Unidos alcanzaron el miércoles la cifra de siete millones 444 mil casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 211 mil fallecidos por la Covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Mientras la situación sanitaria en Estados Unidos empeora, agravada en la actualidad por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2,  los candidatos a la presidencia de ese país, Joe Biden y Donald Trump, se enfrentan a un bochornoso debate y descréditos.

Lo más importante en ese país norteño no es buscar la solución para frenar el contagio, cuando ya sobrepasa los siete millones de pacientes confirmados y los más de 206 mil muertos por la Covid-19, sino cómo tomar el poder en la Casa Blanca.

La epidemia se ha extendido por todo el país, aunque entre las ciudades más afectadas están Nueva York, con alrededor de 24 mil fallecidos; Nueva Jersey (16.122), Texas (15.994), California (15.857) y Florida (14.317).

También  se incluyen los estados de Massachusetts (9.456), Illinois (8.916), Pensilvania (8.130), Michigan (7.083) o Georgia (7.021).

Una ciudadana estadounidense del sector sanitario --que pidió no ser identificada-- envió una carta a este redactor en la que manifestó “la terrible falta de respuesta aquí. El pueblo de Cuba es muy afortunado de que el liderazgo ejerza un enfoque tan positivo, rápido y basado en la ciencia. Aquí está la tragedia”.

La remitente ante un panorama muy triste que sufre en su hogar escribió: “Tuve que rogar para que se aprobara mi solicitud de prueba. Lo intenté desde el viernes. Mi hospital donde trabajo me dijo que no hay suficientes pruebas.

Finalmente obtuve aprobación por ser básicamente implacable y una molestia. Intenté ir a centros de pruebas a 50 millas de distancia.

Los que son gratuitos no tienen insumos. Las que cuestan $ 100 están abiertas. Cuando supe hoy que era positiva para la Covid-19, lo supe porque el departamento de salud llamó a mi esposo, no a mí. Mi médico no me ha contactado.

Soy afortunada en comparación con muchos en este país y tengo la capacidad, inteligencia, dinero, habilidades lingüísticas, recursos, etc. para navegar por nuestro sistema de Salud.

Tantas personas no habrían sido capaces o elegibles para hacerse la prueba. Esa gente estaría trabajando por necesidad y exponiendo a otros.

Es por eso que este país es completamente incapaz de controlar la propagación. Me alegra mucho saber de Cuba porque sé que estarás a salvo. Mientras tanto, mis síntomas son muy leves, absolutamente mínimos. Y mi esposo está estable”.

Los estadounidenses están sufriendo las consecuencias de la Covid-19, mientras que los dos candidatos solo le interesa ocupar el trono sin preocuparles lo que ocurre en su entorno.

“Los dos candidatos para dirigir este país no están en condiciones de hacerlo. Su comportamiento en el escenario del debate fue infantil. Peor que eso. Se burló de la nación.

El país ha ido cojeando durante cuatro largos años bajo la mirada de un hombre narcisista y codicioso (Donald Trump). Ha quitado los derechos de nuestros ciudadanos, niega el cambio climático. Se ha reído en los rostros de las personas que sufren.

Es racista, misógino, carece de empatía y moral básicas. Entonces, por supuesto, nunca votaría por un ser humano tan despreciable, pero el otro candidato no posee las habilidades para salvar este barco que se hunde.

De hecho, es simplemente terrible. Para ser claros, esto refleja los nuevos números de hoy. Justo hoy, han muerto tantos pobres. Lamento darte estas noticias”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar