Abr, 2020.- Cuando en julio de 1990 visitamos el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), invitado por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, no imaginábamos que esa institución científica ubicada en La Habana, estaría hoy en la avanzada en el mundo en el enfrenamiento a la COVID-19, causante del virus SARS-CoV-2.

Pocos años antes, el 1ro de julio de 1986, se había inaugurado ese complejo investigativo-productivo que ya contaba con un equipamiento de punta para la época y capacidades de producción significativa.

Durante el largo recorrido por la instalación, el pequeño grupo de periodistas de todo el país, conoció de primera mano los resultados alcanzados por ese colectivo empeñado en el desarrollo de nuevos productos, entre lo que hoy es  el Interferón Alfa 2b Humano Recombinante, un producto líder de la biotecnología cubana.

Los interferones devienen  moléculas originadas por el propio organismo ante los ataques virales, que a decir  de los especialistas del CIGB, crean una primera defensa natural del sistema inmune para combatir la entrada del germen, al tiempo que participa en la inhibición de la réplica viral.

La capital cubana mostraba los principales avances al ganar la sede del acto central por el XXXVII aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, celebrado en la Plaza de la Revolución, en La Habana, el 26 de julio de 1990.

En ese contexto Fidel Castro resaltaba: «¡Vean ustedes qué esfuerzos están haciendo nuestros científicos! ¡Vean qué esfuerzos están haciendo nuestros trabajadores en ese campo, que en dos años han podido comprometer una producción de 800 millones de rublos! [...] ¡Vean qué potencia de desarrollo de nuestro país en este momento, en campos nuevos que antes eran de la exclusividad de los países capitalistas desarrollados!».

Casi tres décadas más tarde  el CIGB  y todos los centros científicos del país se ponen en la vanguardia en el mundo en el combate contra la COVID-19  con 22 medicamentos de probada efectividad y se trabaja en las vacunas preventivas específicas para el virus SARS-CoV-2.

Se dio a conocer a la prensa local que los fármacos forman parte de los 300 que elabora dentro del cuadro básico que se distribuye a los centros asistenciales y las farmacias de todo el país, con un gran impulso en la actualidad ante la emergencia epidemiológica.

Para satisfacer las cantidades que demanda la actual crisis epidemiológica se dispone de materias primas, insumos y piezas de repuestos indispensables, a pesar del férreo bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno de Estados Unidos, ahora recrudecido por la actual administración.

En Cuba se pone en práctica el encadenamiento productivo entre las diferentes entidades científicas, especialmente la industria biotecnológica y farmacéutica para ampliar sus potencialidades en la investigación, desarrollo e innovación para enfrentar la epidemia.

Igualmente garantizan los medicamentos del protocolo de tratamiento del nuevo coronavirus SARS-CoV-2; evalúan y ejecutan proyectos que brindan soluciones a demandas del Sistema Nacional de Salud.

Hace casi 30 años el  Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, en la celebración del acto central nacional por el 26 de Julio, efectuado en La Habana puntualizaba: « [...]  con lo que estamos haciendo, con los centros que estamos desarrollando y los que estamos construyendo, habrá muy pocos medicamentos que puedan producir las transnacionales que no seamos capaces de producir nosotros.

[...]  Estamos trabajando en ese campo con la misma pasión febril con que estamos trabajando en el programa alimentario, o con que estamos trabajando en el programa turístico, o con que estamos trabajando en otras áreas, para generar productos de exportación o para sustituir importaciones».

Las palabras de Fidel el 26 de julio de 1990 tienen vigencia en la actualizad y lo está viviendo el pueblo cubano  con el recrudecimiento del bloqueo, que se ha prolongado por 60 años: «Para los imperialistas el enemigo ahora es Cuba y sobre Cuba concentran todas sus fuerzas, toda su atención, todos sus recursos publicitarios».

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar