Mar, 2020.- Los valores son principios ideológicos o morales por lo que se guía una sociedad para la convivencia armoniosa, deben trascender y mantenerse vigentes, dado que definen al ser humano como especie. Estilo de guía que ayuda a las personas a orientarse hacia lo que es correcto.

Honestidad,  puntualidad, humildad, solidaridad y  responsabilidad, entre otros tantos que existen, deben mantenerse presentes y aplicarlos.

Al actuar impulsivamente, no reflexionar, tomar una decisión sin meditarla antes son algunos ejemplos de irresponsabilidad y es en este valor donde nos detenemos hoy.

La responsabilidad debe estar en la raíz de todas las acciones y decisiones.

Es un valor fundamental en la vida y está presente en los quehaceres de todos los días. La podemos ver manifestada de muchas formas: al asumir deberes y obligaciones, al ser consecuentes en los compromisos que adquirimos con nosotros mismos o los demás.

Se trata de ser capaces de reconocer los errores, asumir las consecuencias de actos y adoptar de inmediato las acciones correctivas para solucionarlo; esmerarse en lograr un trabajo con la mayor calidad posible, que satisfaga las necesidades del entorno e, incluso, las supere.

Mientras crecemos vamos asumiendo más y más responsabilidades en la vida. Primero en casa, cuando ayudamos a los padres en las labores domésticas, después en la escuela, al cumplir las tareas, y más adelante en el trabajo, el que sacamos adelante con éxito.

Por ello es necesario que seamos responsables para generar confianza y lograr lo que nos proponemos, ser buenos ciudadanos y tener una óptima relación con los demás.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar