Ene, 2020.- Transcurría el año 1853 y la tierra engendra en su seno a una de las grandes figuras cimeras de la América naciente: José Julián Martí Pérez. Humildad, sencillez y amor por sus semejantes fueron valores representados en el niño tierno, amoroso, carismático y dotado de gran inteligencia al comprender los actos más sublimes de su época.

Rafael María de Mendive le enseñó, desde sus inicios, hábitos que forjaron su integridad e ideales, principios y amor por la Patria oprimida. Eran así sus poemas y relatos las más fervientes ponencias del hombre de mirada progresista y gesto amable, reflejando su quehacer revolucionario en defensa de todos los pueblos del mundo.

Su internacionalismo, antiesclavismo, antianexionismo e independentismo estuvieron legados de luchas que formaron los ideales de grandes próceres que, basados en el mejoramiento humano y la utilidad de la virtud, materializaron la realización de sueños de lograr una Patria libre y soberana.

Así el gran ideólogo de la América nuestra se convirtió en patrón a seguir para los pinos nuevos, por los cuales entregó todo con orgullo y satisfacción del deber cumplido, con la certeza de que un mundo mejor es posible.

Su honradez se manifiesta en la juventud cubana en acciones, formas, hábitos de conductas. La majestuosidad que emanan sus obras son ternura y pasión impregnada en el corazón de todos los que mantenemos viva su esencia, de los que la virtuosidad, hermandad y solidaridad con sus semejantes han sido transmitidas por el caudal de conocimientos que brindan sus historias.

Si vieras, Maestro, cómo se erige el pueblo cubano en una vasta cultura, desarrollada por jóvenes, fervientes sucesores de todos sus conocimientos, estarías orgulloso al verlos empleados en aras de lograr hombres más justos y sinceros, más humanos.

Por eso Martí sigues siendo para todos inspiración de humildad, entrega y sabiduría, porque solo con amor fuiste capaz de engendrar la maravilla y convertir en milagro el barro.

Así recordamos al hombre de La Edad de Oro, por lo que es y seguirá siendo para las presentes y futuras generaciones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar