Promueve Dirección de Educación en Nuevitas curso de lectura durante el verano (+ Audio).Ene, 2020.- Recuerdo en los años 90 del pasado siglo XX, en tiempos de la primaria, que no éramos pocos los niños y adultos que acostumbrábamos visitar con frecuencia una biblioteca para leer un buen libro.

Esperábamos con ansias en las escuelas el llamado de la maestra ¡turno de biblioteca!, y corríamos para ser los primeros en alcanzar la puerta, donde cogidos de las manos, cruzábamos la calle para llegar a un sitio lleno de historia, entretenimiento y sabiduría.

Alguien dijo que leer permitía que una persona tuviera más de una vida, porque protagonizamos las historias y viajamos a cualquier sitio sin desplazarnos a ningún lugar. Y es cierto, un libro es un gran maestro, y un ejemplo claro de que al poner una palabra tras otra podemos construir una maravillosa obra.

Después de tres décadas y con el desarrollo de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación cada vez son menos los interesados por la lectura. No obstante, el valor del libro es perdurable a través del tiempo, aunque no muchos lo consideren así.

Actualmente se reconoce el rol desempeñado por las tecnologías de la información como núcleo central de una transformación multidimensional que experimenta la economía y la sociedad, pero tenemos que tener claro que el avance de esta sociedad no debe desligarse de su progreso cultural.

Vivimos en un mundo en que el tiempo con el cual contamos se encuentra dividido, y a la vez amenazado por las miles de cosas que tenemos que hacer, donde el momento de leer es muy escaso. Tengamos tiempo o no debemos buscar respuestas a preguntas que ni siquiera sabíamos nos interesaban.

Hoy, las bibliotecas permiten el acceso a Internet, algunas ofrecen actividades de animación a la lectura, debates, exposiciones temporales, etc.

En este sentido, la biblioteca municipal Ricardo Cabrera, de Nuevitas, realiza actividades orientadas a fomentar en los más pequeños el gusto por la lectura.

La Peña infantil El Principito es una de las actividades mensuales que se promueven, además, funciona el círculo de interés de bibliotecología, se realizan exposiciones, concursos para todas las edades y se programan visitas de las escuelas a la institución, permitiendo que niños y adolescentes se inscriban en el centro y tengan acceso a la información de una forma más dinámica.

El amor por la lectura nace en la niñez como sentimiento y se expresa en la madurez como pensamiento. Por eso es con los niños donde debemos trabajar más. Si desde pequeños no se les inculca el gusto por la lectura nunca llegarán a amarla.

No se trata de buscar culpables, pero la verdad es momento de comenzar a indagar soluciones, de pensar en qué podemos hacer para que lo niños, adolescentes y adultos lean más. Tampoco nos podemos quedar solamente en hacer que las personas lean, también deben comprender lo que leen.

Leer es divertido y fácil, abre las puertas del conocimiento y da alas a la inspiración e imaginación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar