En Cuba sí podemos pensar como país.Oct, 2019.- En las redes sociales no pocas personas en Cuba se pronuncian sobre acciones indolentes, burocracia y otros males que pueden estar presentes en la cotidianidad en cualquier parte del país. Pero, ¿y la propuesta de soluciones en pos de lograr un nivel de desarrollo económico atemperado con los altamente calificados recursos humanos y sin abandonar la mayor cuota de justicia y solidaridad social posible qué?

Hasta el 30 de septiembre, tal como se informó previamente, cerró la recepción de mensajes sobre qué significa “Pensar como país”, que se lanzó el 26 de agosto en el sitio de la Presidencia Cuba y el de Cubadebate. Como informan estas plataformas digitales se publicaron hasta el cierre, 1 210 mensajes en sus páginas principales y otras, incontables, en medios sociales.

El propio presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba Miguel Díaz-Canel reconoció en un mensaje enviado al medio de prensa que “los textos recibidos transmiten entusiasmo, responsabilidad ciudadana y compromiso. Emocionan por la sinceridad al abordar nuestros problemas y por la manera en que la crítica se vuelve en muchos casos autocrítica y casi siempre se traduce en propuestas”.

¿Qué podemos hacer también desde Nuevitas para contribuir con el pensamiento país?, pues laborar desde todas las instancias por encontrar soluciones que no llevan grandes cuotas de recursos, discernir sabiamente las prioridades y el objeto social de las instituciones sin olvidar el trabajo en equipo, porque es real que un solo ser humano no logra nada.

También debemos cumplir con las acciones que se realizan para asegurar el buen estado de salud, en este caso la campaña antivectorial contra el Aedes aegypti, y la sostenibilidad. Sabemos que no siempre llega a tiempo la recogida de desechos sólidos pero no por ello hay que botar en las esquinas la basura. Hagámoslo en los lugares indicados por las autoridades competentes.

¿Qué más?, respetemos la vida en colectividad, mantengamos la buena educación los unos con los otros, el trato agradable en los centros donde se prestan servicios a la población. Un buenos días, ¿cómo está?, feliz jornada, son excelentes incentivos y demuestran cuánta humanidad y sensibilidad tenemos.

No renunciemos jamás a los valores que nos han caracterizado como nación más cuando desde la administración de Estados Unidos pretende asfixiarnos con políticas cada vez crueles apoyadas en el bloqueo económico, comercial y financiero.

Dejar atrás toda desidia e indisciplina social nos ayudarán en el camino del bienestar que espera y merece la nación antillana, y como explicó Díaz-Canel en sus palabras de este 2 de octubre en Cubadebate, no pueden instalarse por decreto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar