Dic, 2020.- A esta altura del campeonato, como se diría en buen cubano, de una forma y otra, con elementos perfectibles hemos aprendido a ser resilientes. Y lo que nos falta.

Sí, porque el término incluye la capacidad de un sistema para hacer frente y recuperarse ante alteraciones, en este caso del cambio climático, palpable hoy en la mayor de las Antillas, aún más por su carácter de archipiélago.

Ante tal contexto, el Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático favorece la visión integral de los procesos de la actividad humana vinculados con la sostenibilidad.

La comunidad de Santa Rita, a unos cinco kilómetros de la ciudad de Nuevitas, fue una de las cuatro escogidas en el país para ser sitio de intervención directa en el proyecto internacional Resiliencia costera.

¿Cuáles son las implicaciones? ¿Se relacionan con la Tarea Vida? Parten de tres resultados que incluyen el fortalecimiento de las capacidades para la reducción del riesgo de desastres, así como la resiliencia en los asentamientos costeros, además de la incorporación de estos enfoques en la planificación del desarrollo local.

Hasta el momento, disímiles han sido las acciones a lo largo de este 2020, a partir de la labor conjunta de directivos, especialistas, investigadores y actores comunitarios partiendo de actividades de capacitación en temáticas como medidas de adaptación y mitigación frente al cambio climático, herramientas para el monitoreo ambiental en ecosistemas y las bases conceptuales de los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo.

SI DE REDUCCIÓN DE RIESGOS DE DESASTRES SE TRATA

Como todo proyecto partió de la determinación de las debilidades y fortalezas existentes en este municipio al nordeste camagüeyano.

Las principales acciones han estado encaminadas a la realización de los diagnósticos de la infraestructura, tecnología e información disponibles en los Centros de Gestión para la Reducción de Riesgos de Desastres (RRD), al igual que los puntos y sistemas de alerta temprana, de acuerdo con la máster en Ciencias Migdalia Marí Mendoza, coordinadora del resultado uno.

También se realizó la propuesta para sus fortalecimientos y la primera evaluación de los planes de RRD a nivel local, también al conformarse el Grupo multidisciplinario provincial-municipal para efectuar las evaluaciones comunitarias, integrado por unos 15 especialistas de instituciones como el Centro de Investigaciones de Medio Ambiente de Camagüey, la subdelegación de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente  (CITMA) y las direcciones de Educación.

Se trabaja en el análisis del multipeligro a partir del realizado para toda la provincia en 2018, lo que permitió identificar las eventualidades de origen natural y en su selección se tuvo en cuenta su incidencia sobre Nuevitas y los escenarios futuros de cambio climático.

En tal sentido, se identificaron tres peligros con categoría alta, por penetraciones del mar ocupa grandes extensiones en el municipio, manifestándose principalmente en la península de Nuevas Grandes y en el borde sur de la bahía.

Cuando se trata de inundaciones por intensas lluvias ocupa pequeñas áreas en los planos de inundación de los ríos Saramaguacán, Najarro y Ciego de Molina, al igual que por intensa sequía (período poco lluvioso), según Marí Mendoza.

Dentro del resultado uno también se procedió al estudio de la nueva Guía Metodológica para la organización de la gestión de la reducción del riesgo de desastres en la República de Cuba que permite la actualización de dichos planes, entre ellos, el de Nuevitas y su posterior revisión. 

Como lo reconoció la propia doctora en Ciencias, Lisbet Font Vila, subdelegada del CITMA en Camagüey, las acciones desde la perspectiva cubana se concentran en la adaptación el entorno cambiante.

Ante tal realidad, existe un componente indispensable: la formación de recursos humanos más competentes y la educación ambiental, esa implicación de las comunidades con sus entornos cercanos, entre ellos los costeros.

¿Qué se espera en el futuro? Mayor adaptabilidad y conocimiento acumulado para reducir vulnerabilidades sin crear otras.

#NotasAmbientales 💚/ En el “barrio de los eléctricos”, como lo denominan los pobladores de Santa Rita, el mar parece...

Publicado por Radio Nuevitas en Viernes, 13 de noviembre de 2020

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar