Finita de Quezada.Feb, 2019.- Para Finita, como cariñosamente le llaman los que reconocen en esta hija ilustre de Nuevitas la pasión y el arte de endulzar con la magia de la voz, es un don nato que desarrolló a la par de otros como el Repentismo.

La radio le abrió las puertas a esta apasionada locutora que desde muy joven desarrolló habilidades que le permitieron sumirse en el mundo del sonido y la canción.

Serafina Quesada Hidalgo, su verdadero nombre, no solo estuvo ligada al medio, durante sus años de lozanía también se integró a acciones de la lucha clandestina y habla con mucho orgullo de los días en que vestía de color negro y rojo en apoyo al movimiento.

Asimismo, fue fundadora e integrante del batallón Mariana Grajales en esta ciudad ribereña, activista incansable y fundadora de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y apoyó desde su posición de artista la despedida a los combatientes de la misión internacionalista en Angola.

En su posición de revolucionaria asumió otras tareas como la Campaña de Alfabetización, la primera vacunación antipolio, al igual que labores político- ideológicas asumidas por ser miembro del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC) y el Ministerio del Interior (MININT) en el territorio.

Las numerosas condecoraciones recibidas son el resultado del protagonismo de esta hija adoptiva de Nuevitas en cada una de las actividades asumidas entre las que destaca la orden Raúl Gómez García y Artista de Mérito de la Radio y la Televisión Cubanas.

Finita, miembro también de la Asociación de Combatientes y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, es una expresión genuina de cuánto puede lograr la mujer cubana en relación a cultura y liderazgo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar