Washington, 27 ene.- El Partido Republicano de Estados Unidos maniobra en el Senado para proteger al expresidente Donald Trump de un juicio político, informan hoy medios de prensa.

Según valoraciones de expertos legales, utilizada por la agrupación que se identifica con el color rojo, Trump ahora es un ciudadano privado y resulta inconstitucional luego de terminar su presidencia que resulte enjuiciado por el Congreso, aunque pudiera ser acusado penalmente fuera del legislativo.

Sin embargo, la senadora Susan Collins (R,Maine), realizó una valoración que pudiera estropear los planes de la tolda roja.

'Pasé mucho tiempo hablando con constitucionalistas y otros expertos legales y llegué a la conclusión de que el texto de la Constitución, el propósito de las disposiciones y los precedentes del Senado decían que el juicio debía seguir adelante, especialmente porque la Cámara actuó mientras el presidente estaba todavía en el cargo', dijo.

No obstante, un análisis que publicó este miércoles el diario digital The Hill señala que el resultado del segundo juicio político contra el exmandatario quedó en gran parte determinado luego que 45 senadores republicanos votaran a favor de una resolución que declara la inconstitucionalidad y la ilegalidad del proceso a un ciudadano privado.

El voto encasilla a los republicanos del Senado en el apoyo a la absolución de Trump en un único artículo del impeachment antes de que los responsables de la Cámara de Representantes y los abogados del exgobernante presenten siquiera sus escritos previos al proceso.

Ante esa situación algunos legisladores estiman difícil alcanzar los 67 votos necesarios para condenar al presunto culpable.

Apenas cinco senadores, Lisa Murkowski (Alaska), y otros cuatro republicanos, Susan Collins (Maine), Mitt Romney (Utah), Pat Toomey (Pensilvania) y Ben Sasse (Nebraska), votaron a favor de procesar al mandatario.

El senador Rand Paul (R-Kentucky.), que ofreció la moción, declaró la victoria después de la votación a pesar de que 55 senadores, entre ellos cinco republicanos, votaron para presentar su argumento de que el procedimiento es inconstitucional.

'Cuarenta y cinco de nosotros, casi toda la bancada... votamos que todo el procedimiento era inconstitucional, así que es una gran victoria para nosotros', dijo. 'Este voto indica que se acabó', apuntó Paul.

La moción de procedimiento presentada por Paul afirmó que 'a partir del mediodía del pasado miércoles, Donald Trump no ocupa ninguno de los cargos enumerados en la Constitución: es un ciudadano privado' y, por tanto, el juicio 'viola la Constitución.'

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar