Naciones Unidas, 2 nov.- Las agencias, fondos y programas del sistemas de Naciones Unidas también sufren hoy afectaciones en su trabajo debido al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, según un reporte del secretario general de la organización, António Guterrres.

El reporte titular de ONU sobre este tema se publica cada año bajo el rótulo de 'Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba'.

Tal documento abarca la contribución de 160 Estados miembros de organismo multilateral, incluida la Unión Europea.

Asimismo, agrupa informaciones de 34 organismos internacionales y agencias, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas sobre cómo el bloqueo afecta a Cuba, incluso en relación con esas entidades.

Por ejemplo, de acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) en los últimos años se han adoptado nuevas medidas para seguir reforzando las restricciones norteamericanas impuestas a Cuba, en especial al hacer cumplir todas las disposiciones de la conocida como Ley Helms-Burton.

En abril de 2019, refiere esa agencia en su contribución al informe del secretario general, Estados Unidos impuso sanciones a las empresas que se dedicaban a transportar petróleo de Venezuela a la mayor de las Antillas.

Meses más tarde, añade, en junio de 2019, Washington restringió los viajes no familiares a la isla y en septiembre de 2019, puso un tope al monto de las remesas y prohibió las transacciones en dólares a través de instituciones financieras de terceros.

'En diciembre de 2019 y enero de 2020, se limitaron los vuelos entre los Estados Unidos y Cuba exclusivamente a La Habana. Por tanto, en 2020 el bloqueo contra Cuba sigue vigente y se aplica.'

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señala que las restricciones estadounidenses sobre las adquisiciones de suministros esenciales y el incremento de costos transaccionales inciden en la eficiencia de sus labores.

Los procesos de adquisiciones generan costos transaccionales adicionales debido a la falta de acceso al mercado estadounidense, a pesar de que es el más cercano a Cuba, indica.

De hecho, agrega, bienes, servicios y tecnología producidos en ese país, cubiertos por patentes norteamericanas, o conteniendo componentes producidos o patentados en Estados Unidos, no están disponibles para el mercado cubano.

Igualmente, Unicef se refiere a restricciones a las transferencias bancarias en dólares de los Estados Unidos desde y hacia Cuba, debido a las cuales su oficina en la isla debe utilizar un banco intermediario y esto genera gastos adiciones y dificulta el proceso.

Entre otras afectaciones debido al bloqueo han presentado problemas y demoras en el proceso de adquisición internacional de insumos.

'Como consecuencia, la oficina se ha visto obligada a cancelar contratos con navieras y comenzar de nuevo el proceso de búsqueda de nuevas agencias. Por otro lado, determinados proveedores exigen, en la adquisición de insumos, un certificado de usuario final que indique que sólo la oficina será el usuario del producto y no una entidad beneficiaria del programa de Unicef'.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar