Kinshasa, 16 oct.- La representante especial de la Comisión de la Unión Africana en República Democrática del Congo, Michelle Ndiaye Hélène Natou, apreció hoy la solidaridad de Cuba con las naciones de ese continente.
Disímiles muestras de colaboración e internacionalismo distinguen la relación histórica de los cubanos con África en el camino de la lucha común por la justicia, la igualdad y la autodeterminación de los pueblos, juzgó la funcionaria, en un intercambio sostenido aquí con la embajadora de la mayor de las Antillas, Eva Yelina Silva.

Según coincidieron, los impactos de la Covid-19 a escala internacional confirman la necesidad de fortalecer y diversificar la cooperación entre los países en vías de desarrollo, así como de eliminar las sanciones o medidas que obstaculizan el combate a la pobreza y el cumplimiento de las metas de desarrollo sostenible.

En tal sentido, Ndiaye reiteró la posición invariable de la Unión Africana de rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, causante de enormes daños a la economía y al pueblo de ese archipiélago caribeño, consideró.

Las medidas implementadas por la Administración del presidente Donald Trump significaron un retroceso en las relaciones bilaterales con su país, lamentó la embajadora Silva, quien contrastó la postura oficial de Washington con la visión de organizaciones y personalidades estadounidenses, que abogan por un cambio de política.

Con Trump al frente del Ejecutivo, ejemplificó, aumentaron las presiones, las amenazas y los chantajes sobre gobiernos de terceros estados para obstaculizar el comercio con la Mayor de las Antillas.

También han ido en ascenso el financiamiento para la subversión política y la campaña mediática destinada a denigrar la cooperación médica cubana en el exterior, todo ello con el objetivo de justificar el bloqueo, indicó la embajadora.

La hostilidad y el sostenido lenguaje agresivo de altos responsables de la Casa Blanca, opinó, estimulan hechos violentos como el ataque con ametralladora a la embajada de Cuba en Washington el pasado 30 de abril, sobre el cual guardan absoluto silencio las autoridades estadounidenses.

A juicio de Ndiaye, tales hechos resultan muy graves y más aún cuando no hay una condena expresa por parte del gobierno norteamericano.

La funcionaria africana apreció la resiliencia y valentía del pueblo cubano y señaló su satisfacción por la reciente elección de la Isla como miembro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

De nacionalidad senegalesa, Michelle Ndiaye arribó a Kinshasa el pasado 2 de septiembre para suceder en el cargo al diplomático nigeriano Abarry Abdou.

En 2018 fue seleccionada entre las 100 personalidades africanas más influyentes en la categoría de servicio público y político, según expuso la revista New African.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar