Moscú, 1ro abr.- Un avión de transporte militar AN-124-100 Ruslan partió hoy desde el aeródromo de Chkalovskaya, con ayuda médica para Estados Unidos, con más de 160 mil casos de coronavirus SARS CoV-2, causante de la pandemia de Covid-19.

La nave aérea, considerada la más grande del orbe, despegó con equipos médicos, mascarillas quirúrgicas y trajes de protección individual, como parte de un acuerdo alcanzado el pasado lunes entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su similar estadounidense, Donald Trump.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló la víspera que en el intercambio telefónico ambos estadistas abordaron el asunto del envío de ayuda humanitaria a la nación norteña, donde murieron más de tres mil personas, a causa del SARS CoV-2.

Peskov afirmó que Putin propuso la ayuda porque cuando los productores norteamericanos de equipos médicos y materiales de protección tomen fuerza, Rusia espera contar con un gesto recíproco de parte de Washington, explicó.

Algunos analistas destacan que en Estados Unidos se llegó a estimar la cantidad de fallecidos en cerca de 200 mil, si se aplican medidas estrictas, de lo contrario, la cifra podría sobrepasar los dos millones.

Rusia, de su lado, acumula hasta el momento 17 decesos entre dos mil 337 casos, registrados en 72 de sus 85 divisiones administrativas.

De acuerdo con el ministerio de Salud, Rusia cuenta con 78 mil camas y 47 mil aparatos de respiración artificial. Si fuera necesario, esas reservas se pueden incrementar, pues empresas rusas producen cerca de mil aparatos de respiración artificial a la semana, señaló la dependencia.

Rusia está entre los primeros países en el orbe por cantidad de camas por cada 100 mil habitantes al promediar 818, solo superada en el área por Belarús, con mil 38, indicó el Ministerio.

De igual forma, varias clínicas privadas transformaron salas para recibir a pacientes de Covid-19 con seguro médico obligatorio, exigido para todos los ciudadanos como parte del sistema de salud nacional.

Además, la televisión capitalina señala que una compañía farmacéutica rusa puede llegar a una producción en dos o tres semanas de hasta un millón de módulos de diagnóstico para definir los contagiados con la Covid-19, incluidas las personas asintomáticas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar